[Roleo de Ruusan] La grandeza de los humildes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Roleo de Ruusan] La grandeza de los humildes

Mensaje por Habbo Wars el Mar Nov 03, 2015 11:45 pm

Autor: jose.bk47

--

No entres dócilmente en esa buena noche,
Que al final del día debería la vejez arder y delirar;
Enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz.

Aunque los sabios entienden al final que la oscuridad es lo correcto,
Como a su verbo ningún rayo ha confiado vigor,
No entran dócilmente en esa buena noche.


Era de esas noches en las que se podía escuchar el silencio, en las que me encontraba yo y mis pensamientos e ilusiones, nada más. Había pasado ya un buen tiempo desde que nos habíamos asentado en Ruusan, en el Templo había un número considerable de gente y cada día llegaban más gracias a los reclutadores Jedi. Después de tanto tiempo de vagar por la galaxia era bastante bueno tener un lugar donde estar tranquilo y poder servir a los demás, donde hubiera gente con la que compartir. Desde que en Glee Anselm decidimos ir al exilio mi camino nunca estuvo tan desorientado, es más, me atrevería a decir que la ausencia o desaparición de algunos miembros que formaban parte de aquel Templo ha afectado mucho en mi percepción, a pesar de la ayuda recibida en Ruusan.

Estaba consciente de que no era el tiempo para lamentarse pues había mucho por hacer, pero, como dije antes, esta era una noche muy diferente a las demás. Junto con todos los recuerdos que habían en mi cabeza, se empezaban a escuchar cientos de voces de auxilio pidiendo ayuda en un lugar que todavía no podía ubicar. Antaño, hubiera esperado un poco para tomar la decisión sobre qué hacer y habría salido corriendo a pedir ayuda, pero esta vez no, era diferente, había que actuar rápido y fue exactamente lo que hice. No le informé a nadie sobre lo que iba a hacer, excepto a mi padawan, al cual le envié un holograma explicándole lo que pasó, pero no le mencioné el lugar al que iba, eso se sabría después. Luego de grabar el mensaje, tomé mi cinturón y me lo colgué, colgando mi sable láser en este, siendo las únicas cosas que llevé conmigo, sin pensar que necesitaría algo más.

Y ahí empezó, sin tener claro el destino, me dirigí hacia la plataforma donde estaba mi nave sin llamar la atención, para lo único que me detuve fue para observar la insignia de la Orden Jedi en mi nave, limpiándolo un poco con mi mano derecha. La cabina se abrió y luego de entrar y cerrarla procedí a preparar todo para despegar. Con pleno conocimiento de que iba solo y seguro de que nadie sabía lo que haría, despegué, recordando lo mucho que me gustaba viajar por el espacio y la emoción de llevar a cabo una misión. Sin la más mínima idea de lo que me esperaba, cerré mis ojos y me centré para encontrar las coordenadas del lugar a donde iba, al mismo tiempo que disfrutaba del silencio del espacio.

- Hay que aprender a dejar ir... - me dije a mismo, mientras mi droide recibía las coordenadas.

Habbo Wars

Mensajes : 223
Fecha de inscripción : 12/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.