[Holocron] Plon Did Swan Kenobi

Ir abajo

[Holocron] Plon Did Swan Kenobi

Mensaje por Habbo Wars el Mar Nov 03, 2015 11:44 pm

Autor: Spartaco2907

--



*Se abre un holocron*
*Sale una figura de él y empieza a hablarte*

Saludos, este es el holocron de Plon Did Swan Kenobi.





PARTE I - *Les habla un joven de 20 años en el 13 DGLS de cabello castaño, cara chupada, alto y llevando encima una armadura mandaloriana sin casco*


Nací en el 13 DPJ en la jungla de Dxun, allí fui entrenando durante mi niñez por la cultura mandaloriana, en especial por el Mandalore Xorion (Xaxor), quien fue la primera figura paterna que tuve. A los 7 años de edad el caballero Zett me toma por la fuerza y me saca de Dxun llevándome a Ruusan, donde descubren mi afinidad con la fuerza y deciden entrenarme, ascendí a padawan después de poco tiempo y conocí a muchas personas como Tocso, Chew, Jecz, Jamz, Wala, Qel droma, Lemosdran, Ziroth, entre otros y el caballero Zett quien me llevo a Ruusan me toma como su aprendiz momentáneamente junto con mi amigo Veetor. Esos momentos de felicidad en aquella juventud en Ruusan fueron irrepetibles, sobre todo con aquel grupo de jóvenes amigos que conformábamos Tocso, Chew, Jecz, Veetor y yo. A los dos primeros luego de poco tiempo no los volvería a ver, a los dos últimos me los volvería a encontrar en el futuro.

Recuerdo también que el Caballero Zett era alguien muy exigente en sus entrenamientos, Veetor me llevaba la delantera en todo y por ello siempre sentí más aprecio del caballero hacia el cómo su padawan, debo reconocer que era muy torpe luchando.

De lo poco que puedo rescatar de mi memoria fue mi primera batalla cuando aún era un niño, el caballero Zett llego a la biblioteca advirtiéndome que los sith provenientes de Primus Goluud habían pasado la fortaleza y debíamos esconder y proteger a los iniciados entre los archivos, llego un momento donde un sith llego a la sala y tuve tanto miedo que no pude hacer mucho contra él, el caballero Zett (vieri) a duras penas recibiendo casi nada de ayuda de mi parte logro matarlo, cayendo el cadáver frente mío y de los iniciados. Había sido una masacre, los sith se marcharon y dejaron muchos muertos en la academia, muchos amigos caídos.

No recuerdo bien la fecha, pero un día llegó una devastadora noticia para todos, nos tendríamos que mudar a Endor y unirnos con la academia Jedi Elite, algo que no nos causó gracia a ninguno en Ruusan.

Dejaré una imagen sobre mi niñez en Ruusan.





PARTE II - Les habla un joven de 20 años en el 13 DGLS de cabello castaño, cara chupada, alto y llevando encima una armadura mandaloriana sin casco*


Luego de la unificación de Ruusan y Endor me quedé solo y deprimido ya que el caballero Zett no frecuentaba el planeta en medio de misiones, quedándome sin maestro, hasta que conocí a alguien que marco mi vida, el maestro Kol Linsteck (Josep) que me tomó como su padawan, terminó mi entrenamiento, me enseñó muchas cosas y gracias a el hoy en día soy lo que soy. Aunque se forjó una amistad entre los dos antes de culminar mi entrenamiento me disculpe y decidí abandonar Endor con destino a la Hermandad Jedi de Tython, donde se habían reunido los viejos integrantes del Legado Jedi de Ruusan, donde compartiría de nuevo con viejos amigos como Jecz y Veetor.

Aún así no me sentía satisfecho y decidí irme de la Hermandad, empezando una época turbulenta para mí.  

Dejo una imagen sobre mi estancia en la Hermandad Jedi, siendo el hombre de la derecha.




PARTE III - *Les habla un joven de 20 años en el 13 DGLS de cabello castaño, cara chupada, alto y llevando encima una armadura mandaloriana sin casco*

Ese fue mi primer exilio, donde regresé y frecuenté por algún tiempo los planetas de cultura mandaloriana y donde obtuve varios objetos de tal cultura que me hicieron acordar de mi niñez, como esta armadura que tengo puesta en estos momentos. Durante ese exilio decidi tomar el nombre de Nathan Algren, para que ni los integrantes de la Orden Jedi me pudieran reconocer ni para que los mandalorianos que llamaban hereje a Plon por ser un jedi lo hicieran.

Poco después me marche del sistema mandaloriano y empecé a vagar por la galaxia, nadie sabía nada sobre mi… algunos decían que estaba en una misión encubierta, otros que construía una academia de jedis caidos, otros que era un contrabandista, otros que me había unido a la academia sith de Dorvalla y otros que solo me arrepentía de mis errores.  Lo que hacía en ese tiempo, en la etapa más turbulenta de mi vida, difícil de decirlo es…


PARTE IV - *Les habla un joven de 25 años en el 17 DGLS de cabello castaño, cara chupada, alto y llevando encima atuendos de caballero jedi*

En el 12 DGLS regrese a la Orden Jedi, uniéndome al enclave jedi en Myrk liderado por mi ex maestro Kol Linsteck (Josep Linsteck) quien me perdono por haberlo abandonado en Endor y me tomo como su padawan el comandante jedi Xaxor Skywalker.

En el 13 DGLS el Maestro Kol Linsteck me hace prueba a caballero jedi la cual apruebo y de nuevo cumplo mi meta.  Poco después las academias jedi de la epoca se unifican y crean la Orden Jedi de Ossus bajo el mando del Gran Maestro Xaxor Skywalker.

En el 14 DGLS me encuentro de nuevo con muchos conocidos que tenía tiempo sin verlo, entre ellos Tarak Vatara quien se convierte en mi padawan y quien con el tiempo se convertiría en un gran amigo. Durante ese tiempo recuerdo que me enteré sobre el paradero de mi viejo amigo Veetor el cual cayó al lado oscuro y se le conocía como Lettow, por querer rescatarlo decidí un día contactar con él y vernos a solas en un planeta, el individuo que encontré fue irreconocible, otra cara, otro cuerpo, otro poder… no recuerdo si hubo conversación, pero si la hubo acabo rápido. Pronto sacamos nuestros sables y empezamos a luchar, me defendía como podía pero mientras pasaban los minutos podía sentir la superioridad, recuerdo que terminé casi agonizando cuando apenas lo podía observar dirigiéndose a su nave y dejándome detrás con todas mis túnicas destruidas y totalmente inmovilizado, solo con la pesada armadura mandaloriana que siempre cargaba, me pudo haber matado y ahí fue donde me di cuenta que había luchado contra un jedi, que dentro de aquel individuo existían los sentimientos compartidos por la Orden. Milagrosamente mi padawan Tarak llegó para salvarme y llevarme al templo.  

En Ossus conozco a mi verdadera Familia, que soy hijo del maestro Vandir Swan (Vandir), nieto del maestro Soul Swan (Dark-Mark) y bis nieto del Maestro Vrook Swan (Chema). Alrededor del 17 DGLS, Tarak se convierte en un Caballero jedi y Ossus cae en una inactividad y gran parte de sus miembros se van a la Orden Jedi de Alderaan entre ellos yo. Allí tomo a un nuevo padawan llamado Kerth Caelum (Juaco).


PARTE V - No se puede identificar al individuo ni se puede apreciar lo que nos trata de decir


PARTE VI - Les habla un hombre de 30 años en el 22 DGLS, con barba, cabello castaño largo y vestimentas de Consular jedi.


En el 19 DGLS, luego de que Kerth ascendiera a caballero decidi regresar a Ossus y levantar la academia junto con mi antiguo maestro Kol Linsteck. Academia que con el tiempo se convierte en la nueva academia Legado Jedi y la orden jedi de Alderaan en la nueva academia academia Jedi Elite. Kol se retira de Ossus y la academia pasa a ser de los maestros Khitan y Vrook Swan.

En el 20 DGLS, me hacen mi prueba a Cónsul Jedi la cual apruebo con facilidad y luego tomo a un nuevo padawan llamado Ryan Skywalker (Exar-Kun,).

Recuerdo que el Legado Jedi era una de las mejores academias jedi de la galaxia y sus miembros eran muy reconocidos como los maestros Vrook Swan, Khitan, Soul Swan, Vandir Swan, Bek y Xaxor Skywalker. Y los rangos especiales Jamz Caelum, Qel droma, Kaith, lDude, Cody, Grosth y Ziroth. Como están viendo, muchos de ellos compañeros del antiguo Legado Jedi de Ruusan

En el 22 DGLS sigo en Ossus, con mi nombre Plon Did Swan Kenobi y también conocido como Nathan Algren. Ryan ascendió a caballero y tengo un nuevo padawan llamado Logan Penin, tengo en mi posesión  el halcón milenario, los planos de la orden jedi de Coruscant, el diario de la 501, entre otros documentos históricos.

Agradezco lo que tengo y seguiré mi camino con la gente que más quiero. Muchas personas me han ayudado a lo largo de mi vida… si las nombro todas tardaríamos horas aquí, pero ellos saben quiénes son, personas que han marcado un punto en mi vida, aprendices, maestros, familiares y muchos más… y nunca les olvidare.

Mi meta, es ser parte del Alto Consejo jedi y hacer llegar la paz, a esta galaxia.

Y como pueden observar este soy yo en la actualidad...









PARTE VII - *Les habla un hombre con 41 años, cabello castaño, cara castigada, ojos turbios, barba con 3 días sin rasurar y túnicas de embajador jedi en el 33 DGLS*



A partir del 26 DGLS decidí empezar un segundo exilio, estuve en un planeta muy lejano y apartado de la civilización llamado Tatooine durante 3 años, reflexionando y meditando, durante todo ese tiempo no use mis poderes de la fuerza para nada ni toqué mi sable laser, todo aquel tiempo me sirvió para renovar mi cuerpo y mi mente.

En el 29 DGLS vuelvo a la academia jedi de Ossus, me costó adaptarme ya que tenía 3 años sin usar la fuerza ni mi sable laser, el embajador Relan Caelum (Zeo) me dio clases de diplomacia y me otorgaron el cargo de embajador jedi en la academia jedi de Ossus. Allí por primera vez llego a cumplir mi sueño y me dan la oportunidad de sentarme en una de las sillas del Alto Consejo Jedi. Recuerdo que junto a un compañero cónsul fui a una misión diplomática bajo las órdenes del Alto Consejo Jedi hace Kashyyyk, donde le notificaríamos a Micah Giett líder de un enclave jedi situado en ese planeta que su Enclave seria excluido de la Orden Jedi, noticia que despertó mucho revuelo en la galaxia y que en el momento me pareció buena idea al igual que a mis compañeros del Consejo, pero que hoy en día pienso fue un error, al final las tensiones entre el enclave jedi de Kashyyyk y las demás academias de la Orden Jedi aumentaron.  
Durante esa etapa de mi vida, Relan fue muy importante para mí, con el aprendí muchos secretos y nuevas habilidades de la fuerza, como la capacidad de poder controlar los elementos, algo que en el momento me fascinó y llamó mucho la atención.  

En el 33 DGLS la crisis económico hizo que la academia cerrara, me marche al Enclave Jedi de Dantooine.

Esta academia promete mucho.



PARTE VIII - *Les habla un adulto de 48 años, de pelo entre castaño y blanco, sin barba y con túnicas de Maestro jedi en el 40 DGLS*


Entre el 33 DGLS y el 36 DGLS al maestro jedi Sobek Gres me da la oportunidad de aprender las enseñanzas y poderes de la fuerza de la maestra An’ya Kuro mediante su holocron, que se me fue prestado. Con ello me sentí muy agradecido, ya que pocos jedi pudieron tener la oportunidad de aprender algo de dos maestros que durante su vida mantuvieron una sana competencia sobre el buen manejo de la fuerza, Relan y Sobek.

En el 37 DGLS después de pequeñas ausencias me uno a la academia jedi de Endor, donde me otorgan el cargo de Maestro Jedi.

En el 40 DGLS elijo a dos iniciados para que sean mis padawans bajo el nombre de "Grupo de Aprendizaje Mars", mis nuevos padawans serían Anth Krav y Alex.

Me esfuerzo cada día mas para de nuevo lograr sentarme en el Alto Consejo Jedi, y preparar a las nuevas generaciones.



PARTE IX - *Les habla un señor de 59 años, cabello castaño con gran parte de blanco, cara castigada, ojos turbios, algunas arrugas en la cara, ojeras y túnicas de Maestro jedi en el 51 DGLS*


En el 42 DGLS cierra la academia jedi de Endor, así me marcho de Endor en el Halcón reuniendo una tripulación de 6 hombres por toda la galaxia y en la clandestinidad, llevar a cabo mis estudios sobre religiones, planetas, plantas, razas, por toda la galaxia.

Pero durante mis viajes siempre tuve un hogar, Corellia, ahí años antes conocí y empecé una relación íntima con una activista política, llamada Anni Teppler.

Durante 9 años estuve viajando por toda la galaxia y a la vez conviviendo con Anni y su hija Shyla de 4 años, en el 46 DGLS tuvimos un hijo, llamado Raikard Did Swan Teppler y así Anni difundió su relación con un hombre el cual no quiso dar nombre… lo hubieran visto, era tan grande cuando nació...

Más de 30 planetas visité, estudios de todo tipo llevé a cabo...

En el 51 DGLS me despido de mi tripulación, menos de Ganne y Kitaddik que me seguirían acompañando, decido volver a la Orden Jedi y me uno a la Academia Jedi de Ruusan, fue una dura decisión ya tuve que alejarme de mi familia, cuando los deje Anni era Representante en el senado de Corellia, Shyla una buena chica y Raikard un buen niño, que raramente, aun no mostraba síntomas de sensibilidad con la fuerza.

Una vez volví a la Hermandad hable con el consejo y le mostré a toda la academia mis estudios e investigaciones realizados, igualmente les hable de mi Anni y nuestro hijo, aun así, me aceptaron en la hermandad, y volví a lo mío...
Durante ese tiempo mi antiguo maestro Kol decide prestarme el Gran Holocron Jedi para estudiarlo por algún tiempo. En Ruusan decido tomar a un viejo amigo y aprendiz llamado Xyleth (Voemg) para terminar su entrenamiento quien al poco tiempo asciende a Caballero jedi. Por primera vez en toda mi vida por fin pude ver como el dominio del Imperio Sith sobre la galaxia caía y poco a poco las nuevas generaciones de jedi y republicanos iban ganando terreno ante el relevo de la Orden Sith.

Este soy yo durante mis tiempos en el exilio entre esos 9 años.




PARTE X - *Les habla un señor de 61 años, cabello castaño con gran parte de blanco, cara castigada, ojos turbios, algunas arrugas en la cara, ojeras y muchos rasguños y vendajes visibles en su cuerpo en el 53 DGLS*

Hoy les vengo a hablar sobre la batalla de Orvax IV.

Durante mi último exilio de la Orden duré 9 años recorriendo la galaxia y conociendo a muchas personas, muchas de ellas con influencia. Desde niño no me gustaba la costumbre mandaloriana de la esclavitud y cuando llegue al Legado Jedi de Ruusan ese sentimiento anti esclavista empezó a crecer dentro de mí. Durante esos nueve años ayudé a liberar a varios esclavos quienes me agradecieron por eso, también como acabé de mencionar conocí a muchas personas.

Hace dos años regresé a la Orden Jedi y desde ese momento empecé a contactar con todos mis antiguos compañeros durante esos nueve años y a muchos antiguos esclavos que había liberado.

Hace apenas unas semanas todo estaba listo, le comenté al Consejo Jedi sobre mi decisión y partí de la academia, con el fin de dirigir a un grupo de individuos para acabar con una organización esclavista en Orvax IV, ellos se autodenominaban “La legión de la libertad”

Llegué al punto de encuentro de la flota y como habíamos planeado todos estaban congregados en aquel punto… 9 fragatas, 12 cargueros, 20 lanzaderas y 68 cazas estelares estaban ahí y dentro de todas aquellas naves personas como yo, que deseaban acabar con la esclavitud y muchas otras que ya habían probado y sentido la esclavitud.
130 pilotos, 235 miembros de tripulación y alrededor de 1800 soldados, si así podríamos llamarles me reconocían como su líder, el único jedi entre ellos. Antes de partir decidí dirigirme a toda la flota, les dije lo orgulloso que estaba de todos ellos, que sabía que ninguno estaba allí por obligación, todos estaban por un fin, por acabar con la organización esclavista de Orvax IV.

Llegamos a la órbita del planeta, nos sorprendió no encontrar mucha resistencia en la órbita ya que aquella organización estaba bajo el manto y el cuidado del Imperio Galáctico. Descendimos a la superficie y seguimos el plan elaborado. Unos 500 hombres me acompañarían en las afueras de la capital, extensos bosques aquellos… tomaríamos y rodearíamos la ciudad y cuando todo en aquellos bosques se tranquilizara yo haría mi trabajo, tome posición y empecé a meditar, una tectica que aprendí hace mucho tiempo por un centinela, la meditación de batalla… Sería más útil haciéndolo y así subiéndoles la moral y las ganas a todos los hombres, a la vez que afectaba al enemigo.

Los otros 1300 hombres penetrarían la ciudad con apoyo aéreo, junto con mi ayuda espiritual lograron hacerse con el centro de la capital en algunas horas, esos 1300 hombres estaban dirigidos por mi fiel amigo Kitaddik un gran guerrero Wookiee, al llegar al centro lograron liberar a la gran mayoría de los esclavos y muchos de ellos se les unieron y así pudieron controlar la capital. Cuando el trabajo estaba completado decidí levantarme luego de algunas horas de meditación, me encontraba muy agotado cuando observo al cielo y veo como cazas imperiales descienden del espacio… pocos minutos después logro sentir la presencia de otro sensible a la fuerza quien me encara y empieza a combatir conmigo, a pesar de que estaba muy agotado estuve a punto de asesinarlo, si no fuera porque bombarderos imperiales empezaron a disparar a los bosques y en cuestión de segundos escuchaba fuertes explosiones a mi alrededor y así perdí la conciencia…

Desperté muchas horas después, en el centro de la ciudad y al primero que vi fue a Kitaddik, me notificó que las tropas imperiales se habían unido a la batalla pero fueron rechazadas por nuestros hombres, aun así las bajas fueron grandes… También conocí que el Caballero Jedi Stass fue enviado por el consejo a la batalla sin mi conocimiento, el me busco entre el bosque y me rescató, gracias a el estoy narrando lo sucedido ahora mismo.  

Como pueden observar sigo en una lenta recuperación dentro de la Academia, la batalla fue un éxito y el objetivo fue cumplido, durante las últimas semanas cientos de los hombres que habían luchado me enviaron mensajes de apoyos y muchos vinieron al planeta, incluso algunos aún siguen aquí, al parecer me he ganado su lealtad y su respeto.

PARTE XI - *Les habla un señor de 69 años, cabello blanco, cara castigada, ojos turbios,  arrugas en la cara, ojeras y con túnicas de Maestro Jedi en el 61 DGLS*

Desde mi última intervención he seguido en Ruusan, estos últimos años han sido muy malos para todos aunque una posible paz ha nacido en la galaxia y los sith han empezado a desparecer, los jedi han seguido por los mismos caminos muchos problemas internos han llevado al exilio a gran parte de los jedi en toda la galaxia y al parecer aún quedan muchos por seguirlos. Ya no existe Imperio ni República, pequeñas facciones se disputan el control de algunos sistemas y las generaciones de relevo para los jedi no aparecen.

Ya no tengo mucho que hacer aquí, desde hace algunos años lo he sentido esta debacle acabará con todos…


PARTE XII - *Les habla un señor de 73 años, cabello blanco y largo, cara castigada, ojos turbios, arrugas en la cara, barba larga y descuidada, ojeras y con túnicas de Maestro Jedi en el 1 ARHW*

Al parecer todo renacerá… En estos últimos años decidí vagar por la galaxia deshaciéndome de la mayoría de mis pertenencias, mi antigua esposa murió un par de años atrás y al parecer nuestro hijo me ve como un loco ermitaño que solo cree en fantasías. Aun así sigo con mis dos fieles compañeros Kitaddik y Ganne, viajando por la galaxia y siendo recibidos por muchos de nuestros amigos y antiguos compañeros de armas de aquella batalla de Orvax IV.

Pero algo me dice que todo renacerá… Una Nueva República se forma y con ella del otro lado un nuevo Imperio Sith. Hace pocos días fui contactado por un viejo conocido, el Maestro Jedi Selkris Tankard, aunque poco pudimos compartir en nuestros caminos pudimos llegar a un acuerdo… me notificó que también había contactado con varios maestros jedi y que todos se reunirían en Ruusan, para construir una nueva orden.

Los nombres que me dio me llenaron de alegría y jubilo, volvería a ver a muchos conocidos, pensaba que la mayoría habían muerto inclusive ya que no los veía desde hace décadas. Mi abuelo Soul estaba entre ellos… Me encuentro en camino a Ruusan, al parecer donde empezó todo para mi será donde terminará…
La fuerza no muere… Todavía tengo mucho que darle a la Orden Jedi.

PARTE XIII *Les habla un señor de 75 años, cabello blanco, cara castigada, ojos turbios, arrugas en la cara, barba, ojeras y con túnicas de Maestro Jedi en el 1 DRHW*

En Ruusan una Nueva Orden Jedi nació el año anterior, fui uno de sus fundadores junto con los maestros Selkris (AntonioLoko), Andrew Kai (Rumbaera), Grosth, Mike(Jose), Arkuh (Seba), Williams (Wiliye), Pherion, Esmic (Smeek). Actualmente soy miembro del Alto Consejo Jedi, Embajador y Maestro.

En esta Orden me encontré con antiguos compañeros y amigos que tenía años sin ver, por primera vez los jedi estábamos reunidos en una sola sede y sin problemas visibles hasta los momentos, aun así algunos nos han traicionado cayendo al lado oscuro de la fuerza. El futuro de los jedi aun renació con Ruusan.

Además les hablare sobre algo que nos ha dejado impresionados a todos, sobre todo a los miembros del Alto Consejo. En una meditación grupal del consejo la fuerza nos mostró algo esperanzador para todos, logramos ver en aquella profecía como luego de una batalla feroz entre el lado luminoso y el lado oscuro la oscuridad se impuso totalmente, pero en medio de aquella oscuridad un punto de luz nació, un individuo irreconocible apareció y con su luz acabo con toda oscuridad. Esto sin duda no es más que una nueva profecía, como aquella que nuestros antepasados creían… Aquello fue tan gran que toda la academia pudo sentir el nexo con la fuerza, sin duda alguna esta profecía nos trae esperanzas a todos, esperanza de que venceremos a la oscuridad y me atrevo a decir mi interpretación de lo que vi… Y es que creo que solamente todos los jedi unidos actuando como uno solo podremos acabar con la oscuridad.

Yo por los momentos seguiré trabajando para la Orden, este es el camino que escogí de niño y este es el camino que seguiré hasta mi muerte, junto con mis hermanos y con la fuerza como estandarte. Protegeremos a esta nueva y joven Orden Jedi, una nueva historia apenas comienza… No dejare que la nueva generación crezca como crecí yo viviendo en una galaxia controlada y atacada constantemente por el Imperio Sith, donde solo existía la muerte y la destrucción. Esta vez haremos las cosas bien…

¡Somos la Orden Jedi de Ruusan! La fuerza nunca se ira y con ella permaneceremos siempre.







Seguiré actualizando esto con el tiempo (Esas narraciones fueron escritas en el tiempo el cual están señalados, claro con un toque de este momento para mejorar aquella narrativa y mala ortografía)

Habbo Wars

Mensajes : 223
Fecha de inscripción : 12/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.