Roleo cambio de faccion [Jedi a Sith] [Satella]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Roleo cambio de faccion [Jedi a Sith] [Satella]

Mensaje por Habbo Wars el Dom Nov 01, 2015 6:55 pm

Autor: Candi.

--


                                             Templo jedi situado en ruusan.

Corrían intensos días de lluvias y tormentas en la Orden Jedi de Ruusan, cuando un día, como era habitual entre la Caballero Jedi Candi Ikrit y el Maestro Khan Hondor charlaban y conversaban acerca de los avances del Templo Jedi y sus acontecimientos más importantes hasta que tocaron un tema de conversación algo polémico...

-Khan: Y por eso... ahora cumplen con esos cargos.
-Candi: No me parece justo Maestro. Su pasado y sus acciones no son acordes a las funciones que les han dejado cumplir en la Orden Jedi. Estoy cansada de ver siempre lo mismo...
-Khan: El tiempo dirá y dará la razón a quien deba dársela.
A pesar de los intentos de serenidad y calma del Maestro Khan hacia Candi Ikrit, ella, se molestaba muchísimo con las injusticias y las cosas que no le parecían correctas y adecuadas para el progreso general de los Jedi.
-Candi: ¡Estoy harta!
Dijo la Caballero Jedi al finalizar esta conversación, y se marchó algo molesta, y a paso rápido hacia sus aposentos, para intentar concentrarse y meditar en calma y tranquilidad, como muchas veces le había dicho su Maestro.
Pero sus emociones y sentimientos, crecían y se hacían paso cada vez a mayor escala. Candi Ikrit era una Caballero que ya había tenido que pasar por sucesos traumáticos y dolorosos en el pasado. Hacía unos cuantos años en una misión en Tatooine, junto a su Maestro y su compañera y hermana Luthien Ikrit, se adentraron en una base pirata oculta en el mar de dunas y tormentas arenosas habituales del planeta. Desafortunadamente esa misión no terminó con muy buen resultado, que a pesar de cumplirla, Luthien Ikrit no saldría de allí con vida. Dicho evento causó un sufrimiento y depresión que se apoderaron de Candi durante mucho tiempo. El odio hacia los seres que causaron la muerte de su hermana aumentó y la hacía actuar con imprudencia y desenfreno, muchas veces, ocasionando el caos a su alrededor. Pero con el paso del tiempo, junto a los consejos y periodos de meditación con su Maestro, consiguió camuflar esos sentimientos negativos que la atormentaban noche y día. Sin embargo jamás desaparecieron...
Ella notaba que la mayoría de los Jedi no contaban con su persona, incluso que la hacían de lado. Porque sabían que no se encontraba en situación para actuar con cautela y control. Y Candi se desesperaba cada vez más y más, la decepción de ver como algunos de sus amigos y compañeros trabajaban en conjunto y constancia, mientras ella se quedaba recuperándose en el Templo Jedi, como le había indicado el Consejo Jedi le causaba desesperación y dolor, ya que Candi era una chica activa y odiaba quedarse en sus aposentos sin hacer absolutamente nada productivo.
Finalmente y tras mucho tiempo esperando y aguardado con paciencia... su Maestro Khan le informó que el Consejo les encargó que realizarían una misión en Naboo, algo sobre proteger a la Reina, debido a las constantes acometidas de los mercenarios en dicho planeta. Se habían montado intensas trifulcas y batallas políticas y el asunto había llegado a las armas. Debían viajar a Naboo y cubrir a la Reina, sacarla del palacio real e ir hasta la zona de aterrizaje, donde una nave les esperaría para viajar a la capital, Coruscant, donde allí, la República se reuniría con la intención de resolver la reciente guerra de Naboo. Parecía algo sencillo, y Candi no estaba muy ilusionada, pues ella pensaba que era una misión que cualquier Padawan podría cumplir exitosamente y sin esforzarse demasiado. Sin embargo, viajaron hasta el lugar.
En la nave de camino a Naboo, desafortunadamente, volvieron a discutir sobre el tema en cuestión...
-Candi: Esta misión me parece de lo más estúpida. Sabes que estoy perfectamente preparada para hacerme cargo de otras responsabilidades mayores y necesarias de un Jedi ¡los guardias pueden cubrir a la Reina!, y si tan peligrosa veis esta misión como para acudir a los Jedi, cualquier Padawan podría hacerla como parte de su entrenamiento ¿de verdad necesitan de un Caballero? ¿y siendo supervisada por su Maestro?
Candi negaba con la cabeza mientras soltaba estas palabras y su mirada se perdía en lo más profundo de las estrellas, a través del cristal de la nave. Tras una larga pausa y detención después de las palabras de Candi, Khan decidió responderle con un breve comentario.
-Khan: La vida de una persona no es un juego de niños. Te han encargado esta misión y es lo que haremos.
Candi seguía en su pensamiento y perdida en sus ideas aún cuando llegaron a Naboo. Entraron al palacio real y conocieron a su Reina. Algo despistada y en su mundo, la saludó y se presentó. El Maestro Khan notaba como las emociones negativas fluían a través de la Caballero Ikrit y eso le preocupaba, pensaba que no volvería a ser capaz de dominarlas y mantenerlas bajo control. En la misión, todo iba según lo esperado hasta que la Reina de Naboo comentó que se había dejado una de las maletas de viaje en el salón donde se habían conocido. Candi, aburrida de la misión, y con un intento de mostrar ilusión y empatía, comentó que no había problema, que ella iría a buscarla. Se adentró en el gran palacio y una vez en el salón, donde unos gigantescos ventanales lo rodeaban, se agachó para coger la maleta, y al alzar la vista, a través de una de las grandes ventanas que mostraban toda la ciudad de Naboo, logró divisar una sombra oscura en un tejado de uno de los edificios, algo alejado. Candi se sorprendió y se acercó a la ventana para prestar más atención a ese alguien o algo que estaba ahí. Una vez se acercó y apoyo sus manos en el cristal, tras soltar la maleta, la intensa mirada del sujeto que la observaba desde la lejanía atrapó a Candi y desde ese momento un malestar se adentró en su cuerpo... la sombra desapareció de ese tejado y Candi, sin soltar palabra, volvió con los demás, sin dejar de pensar en lo que había sucedido.
La misión se había cumplido y los dos Jedi habían vuelto a Ruusan. Candi seguía sumergida en lo que había pasado y no acotó ningún comentario acerca de ello jamás. Pasaron las semanas y la Caballero, a escondidas de los demás, investigó sobre la Orden Sith y el Bogan, ella sabía que existían y que eran sus enemigos más legendarios, aunque nunca había tenido que enfrentarse a alguno. Una tarde, el Maestro Khan tocó la puerta de sus aposentos y comenzaron lo que podría llamarse como la última charla. Candi alegaba que los Jedi no confiaban en ella, que no le daban las oportunidades que se merecía y que no la valoraban lo suficiente, pues era lo que le habían demostrado en los últimos tiempos y la gran decepción que tenía sobre ello, no conocía remedio.
Hasta que un día, en un ataque de caos y descontrol, decidió marcharse sin decir nada a nadie. Ella sabía que en las afueras del Templo Jedi habían varios cazas ocultos y escondidos como método de prevención... decidió tomar uno de ellos y su destino, fue Naboo.

                                                                 
 
                                                                                             Planeta Naboo    
           
                                                 
Se dirigió exactamente al lugar donde el espejismo, la sombra o la persona que vio, lo que quiera que fuese. Era una noche fría, bajo una intensa lluvia. Llegó con sus instintos a un callejón que rodeaba ese edificio, corriendo y sumada en unas lágrimas causadas por el no entender por qué no contaban con ella, se arrodilló y puso sus manos sobre el suelo, agachó su cabeza... y varios segundos después, alguien tocó su hombro.
-Sith: Levántate.
Candi Ikrit con miedo y terror, obedeció las palabras del sujeto que tapaba su rostro con un atuendo y máscaras oscuras.
-Sith: El que hayas venido a este lugar no ha sido una mera casualidad. Veo sufrimiento, veo odio, veo ira y veo rabia a través de tus ojos. Los Jedi no cuentan contigo, desaprovechan tu potencial... tienen miedo a que los superes... no te dejan avanzar... ni te dotan de las oportunidades para demostrarlo...
La Caballero Jedi, asustada, seguía sin mediar una sola palabra. Pero ella había ido allí sabiendo lo que se encontraría... había sido su decisión.
-Sith: Puedo darte todo lo que necesitas y estás aquí porque lo sabes... conmigo obtendrás todo lo que desees, tu poder aumentará y podrás demostrarles a todos que se equivocaban contigo. Ahora eres tú quien debe darle una lección a ellos.
Candi, sumergida en un mar de confusión, agachó su cabeza tras las palabras frías del sujeto con túnicas oscuras.
-Sith: Bien... ahora despójate de todos tus artefactos Jedi, ya no los vas a necesitar... te llevaré a un lugar donde podrás demostrar a todo el que allí habite lo que vales, Aria.
Pronunció el Sith, tras seducirla hacia el lado oscuro de la Fuerza y dotarle del que sería su nuevo nombre. Marchó con él, dejándose llevar por sus sentimientos mientras sus emociones fluían por todo su cuerpo.
-Sith: Prakith... tu nuevo hogar.

---------------------------------------------------------------------

OFF ROL:
Paso a ser Aprendiz Sith en Prakith

Habbo Wars

Mensajes : 223
Fecha de inscripción : 12/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.