[Roleo de Arukl] No debes extrañarme

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Roleo de Arukl] No debes extrañarme

Mensaje por Habbo Wars el Dom Nov 01, 2015 6:42 pm

Autor: Arukl

--

La destrucción


Otra vez esta sucediendo lo mismo. Es imposible, ¿Pero por que? Necesito una simple señal o algo que me ayude a entender todo lo que esta pasando. No quiero que se repita nada, no sentir dolor de ninguna manera posible.

Estas palabras pasaban por la cabeza de Arukl, mientras recibía una onda explosiva hacia su cuerpo ocasionando que lo mandara a volar hacia una pared, dejándolo inconsciente.

Al despertar, estaba dentro de las instalaciones de Esseles siendo recuperado por uno de los maestros Jedi, al reincorporarse vio que habían muchos heridos y muertos, que los sanadores ya estaban muy debilitados y en cualquier momento podían destruir la fortaleza para pasar a la fortaleza, sin ningún segundo que perder Arukl tomo su arma y para regresar al campo de batalla, pero un padawan lo detuvo poniendo su cuerpo en la puerta de salida.

¿Que sucede Padawan? Debo ir a defender.
No señor, esta muy herido y debilitado.
A veces sacrificarse por las cosas que quieres te da una fuerza sobre-humana, sacar las fuerzas en donde no hay.
Pero señor, si sigue así mas que luchar ser aun obstáculo para sus compañeros en el momento de retirarlo y retornarlo a este lugar.
Tranquilo, ya te dije las razones. Ahora déjame ir.

El padawan se movió del camino de Arukl, y este comenzó a correr en dirección hacia la fortaleza mientras sentías las grandes explosiones que ocurrían por todo el alrededor de la Academia Jedi “Boom Boom Boom” retumbaban los oídos de Arukl cada 10 segundos. Al llegar  a la fortaleza se podía ver que ya habían entrado los Sith’s junto a sus imperiales y algunos mandalorianos fieles al imperio. Así en el campo de batalla se comenzaba a escuchar “Retirada han pasado, a la 2 plataforma”, esto ocasionaba que todos los de la Orden Jedi y sus aliados se movilizaran hacia atrás, se podía notar que una fuerza notable de republicanos se ponían delante de la retirada, comenzando a dar ráfagas de disparos en dirección a los enemigos que estaban en primeras filas, los sith gracias a su sable láser reflectaba los disparos mientras los compañeros enemigos armados disparaban devolviendo el fuego enemigo, Arukl solo veía a cada rato como sus compañeros caían, gritaban y sufrían por los impactos de los disparos; mientras claro este retrocedía, cogiendo del hombro a cualquiera de los republicanos moviéndolo para atrás y gritando “Retrocedan, rápido”

Luego de defensas y ofensivas de los 2 bandos, por fin pudieron llegar los de Esseles en la segunda plataforma una que no estaba bien resguardada pues nunca habían llegado los sith tan lejos en Esseles, al momento de posicionarse todos en la 2 plataforma de defensa se escucho un gran silencio en todo el planeta, sintiendo los escombros removidos por la fuerza de uno de los sith, parándose en el centro del campo de batalla, se podía notar que era el gran Vanqorium que por toda la galaxia comenzaba a escuchar su apodo “El Verdugo”.

Es el momento de erradicar todas las plagas Jedi’s, el momento que todo el universo se llene de su totalidad de oscuridad y no exista ni un resplandor de luz; Eso si es un mundo perfecto, ¿Se lo imaginan? Todos dominados con el miedo, sufrimiento de las personas, tener que pelear ufff… La perfección.
No –Entre los Jedi, se levanto uno. Era el maestro Andrew Kai- Lo que tú hablas es vivir en el mismo infierno, la oscuridad solo es la ausencia de luz y siempre, pero siempre va a existir un pequeño resplandor. ¡Una nueva esperanza!

Así de las manos de vanqorium, apuntando sus dedos hacia el maestro, salían unos rayos que con una gran agilidad y rapidez de reacción Andrew los reflecto hacia el aire, y luego esta técnica se disipaba pues su radio no era eterno. Así esta señal era recibida por todo los Sith para comenzar el combate, ondeando sus sables y saltando de lado a lado, mientras los jedi debilitados, cansados y agobiados descolgando sus sables devolvían los ataques de los Sith, pero una voz se escuchaba en la voz de todo los jedi, un maestro se comunicaba por telequinesis por las cabezas de estos “Acuérdense que son Jedi’s y luchan por la paz, son los guardianes de la galaxia. Luchen con honor y coraje, sin olvidar el código jedi” Estas palabras ocasionaba en toda Esseles para los Jedi’s una especie de vitalidad, un aliento, una señal que podían seguir combatiendo hasta esperar a los refuerzos.

Mientras todo esto ocurría en el centro del campo de batalla estaba Andrew y Vanqorium, una lucha que era una de las más  poderosas e únicas en la vida de una persona para observarla, claro que pocos podían apreciar esta pelea por unos breves segundos pues todos estaban en su propio mundo combatiendo. Andrew kai concentrado su fuerza, creo una bola que era mandada hacia el pecho de Vanqorium, pero este con una agilidad corporal solo flexiono sus piernas pasado por debajo de la bola, resbalando claro esta, y dando un salto atrás de Andrew; pero a los releflejos de un experimentado jedi este lo mando a volar con la fuerza, al caer Vanqorium rápidamente dio un gran salto para caer y clavar su sable laser en la cabeza de Andrew, pero eso es lo que creía Andrew pues al estar a 2 metros del suelo, con la ayuda de la fuerza posa sus manos para el suelo y creare como una especie de trampolín que lo hace rebotar en el aire, para asi terminar en la espalda de Andrew ejecutándole un corte a su espalda, pero este lo bloqueo con su sable laser.

En el transcurso de todas las batallas, Arukl se encontraba en todo momento junto a sus compañeros republicanos, disparando y cubriendo hasta que en su posición llego un Sith, que con su increíble fuerza lanzaba las rocas, los levantaba y los destruía con su poder, Arukl era el más experimentando entre sus compañeros, se levanto y miro fijamente hacia el sith. Quito el cargador que tenia y poniendo al otro, apunto a la cabeza de este para asi ejecutar un disparo hacia esta zona, el sith nomas movio su sable hacia la trayectoria del disparo; al defender el disparo Arukl saco una granada cegadora lanzándola a esta, al rebotar al suelo 3 veces este logra explotar pero el Sith era tan habilidoso que gracias a la fuerza que tenia pudo suprimir la energía emanada, para el sith comenzar a hacer maniobras por el aire hasta llegar cerca a Arukl y ejecutarle un corte en el abdomen de este, gracias a la velocidad de este Sith no lo puedo evadir cayendo al suelo, y sangrando por el corte de este sith. En el transcurso que caía al suelo, veía como cada vez mas los Sith’s avanzaban y los Jedi’s retrocedían pasando una pregunta en su cabeza “¿En que nos equivocamos para estar en esta situación?”

Continuara...

Habbo Wars

Mensajes : 223
Fecha de inscripción : 12/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: [Roleo de Arukl] No debes extrañarme

Mensaje por Habbo Wars el Dom Nov 01, 2015 6:42 pm

La destrucción


Cayo en el suelo inmóvil e inconsciente, mientras el sith se acercaba a pasos veloces para ver si el cuerpo estaba vivo pues por el corte ejecutado se podía ver como la sangre salía de su cuerpo. Este al llegar, poso su mano en el cuello sintiendo el pulso que daba señal de que estaba vivo.

Eres uno de los mandalorianos que quedan, te dejare vivir por esta vez pues me has dado una pequeña pelea entretenida. Pero te dejaré un regalo.

Al termino de estas palabras, el sith se acerco rápidamente hacía Arukl, posando sus manos en la herida ejecutada por el mismo. Reuniendo la fuerza del entorno comenzó a aumentar el metabolismo de la generación haciendo que la herida se cerrara sin dejar ningún daño. Para luego así posar sus manos en la frente, rodeando su mano con una aura oscura y modificando los recuerdos de este mandaloriano, relacionando el nombre de Deathclaw, pues asi se llamaba el sith con uno de los miedos mas grande de este.

Este es mi pequeño recuerdo joven sanguinario de la república.

Sin dejar ningún rastro de su presencia, este se retiro del campo de batalla mientras el fuego enemigo aun seguía, disparos y devolviendo, sonando los impactos de los sables laser, de las bombas explotadas y entre otras cosas. Los sith lograron entrar a las instalaciones de Esseles, destruyendo todo a su paso algunas naves de la república pudieron escapar del fuego enemigo y del bloqueo interespacial que se encontraba en el actual planeta, otros refugiados se escondieron en zonas estratégicas puestas por los mismos jedi por alguna emergencia que ameritaba su ocupación, los más experimentados y superiores se quedaron para repeler el fuego enemigo mientras los otros escapaban, claro que el maestro Andrew Kai dirigía este batallón junto a uno de sus mejores soldados el famoso Ihndark con su apodo que era resonante por toda la galaxia “El Temedor”.

Una batalla en las instalaciones de Esseles inicio, los Jedi reflectando los disparos de los imperiales mientras estratégicamente los clones lanzaban bombas cegadoras para luego lanzar ráfagas de disparos para derribar la primera línea imperial, y que por gran habilidad lo lograron conseguir. Una 2 oleada venía, pero estos eran de Sith chocando con los sables de los Jedi se podía escuchar este sonido resonando por toda la infraestructura, el combate continuaba sin cesar ni parar atacando con los poderes de la fuerza, rayos, bolas, movimiento del aire (tornado y remolino), de objetos, etc. Luego de una larga batalla y varias muertes de ambos bandos, los sith lograron su cometido destruyeron, eso es un verbo muy falaz, erradicaron toda la Orden Jedi ubicada en Esseles, y por ende al lograr su objetivo estos se fueron de Esseles para regresar a su planeta de origen.

Pasaron algunas horas para que Arukl despertara, al momento de levantarse vio de lado a lado, visualizando el gran destrozo de los sith. Comenzó a caminar por los senderos de la actual orden jedi destruida, notando que no tenía ningún rasguño del combate anterior con el sith, como si hubiera sido sanado por alguien y por esta misma razón mantuvo una pequeña esperanza de que habían algunos Jedi sobrevivientes escondidos por el planeta, pero al paso que este daba viendo a sus compañeros y amigos muertos, imágenes borrosas se podía ver junto a estos cuerpo, un sith parado con un sable encendido color negro al frente de cada uno de estos cadaveras, parece que el mandaloriano había desarrollado un temor a la muerte de sus aliados, estas imágenes le atormentaban en su cabeza cada vez mas y mas mientras se adentraban a las infraestructura del templo pasado por su cabeza “Es solo mi imaginación, debo mantener coherente para cualquier acontecimiento”. Una voz comenzaba a sonar por su cabeza diciendo “Estas solo, y por tu debilidad todas estas personas murieron”. Arukl al instante con las palmas de su mano se golpeaba las orejas para de una forma tonta sacar esta voz de su cabeza pero claro era imposible pues era algo cognitivo. Gracias a esto ocasionaba en Arukl un gran colapso mental que lo llevaba a la locura, haciendo caer en el suelo viendo al mismo sith de antes, colocado al frente suyo, este flexiono sus piernas para estar a la misma altura de Arukl, posando su sable laser cerca al cuello “Llego tu fin” y asi ejecutarle un corte al cuello de este.

Continuara….

Habbo Wars

Mensajes : 223
Fecha de inscripción : 12/05/2015

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.