[Relato] Una temporada en el infierno.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Relato] Una temporada en el infierno.

Mensaje por Dakemth el Miér Mar 25, 2015 3:47 pm

- Symbol of Brotherhood.

Es un grito que mil centinelas reiteran, una orden que mil portavoces transmiten, un faro que por mil ciudadelas se enciende. Clamor de cazadores en el bosque perdido.

De esta forma se repetía a voz baja y continúa el deseo de un pobre hombre.

Yacía en una celdas varado en la ciudad, un poco alejado del senado. Pasos firmes y retumbantes se acercaban hacía la locación 1093, donde se encontraba el "Murderer of Dreams" así es como se le llamaba.

Inspectores de las cercanías y autoridades habían acudido a una de las audiencias más importantes hasta ahora, solamente para deliberar el juicio de un hombre ya moribundo, entre sus momentos del cólera. Los pasos hacía la celda se habían vuelto eternos mientras escoltas y dos guardias de la orden se aproximaban para llevarlo ante la justicia, "Si así se le podría llamar".

-. Es hora, levántate de tu servidumbre humana y acompáñanos a tomar el último vistazo hacía la luz. - Imploraba uno de los hombres quienes les acompañaba.

-. De acuerdo, contestaba tomando impulso desde el suelo por lo débil que se encontraba . -

Se le sujeto de ambos brazos, pero mediante una seña por parte de uno de los guardianes se le soltó, mientras comenzaban el recorrido hacía el final de los pasillos interminables de donde se encontraban, a pasos poco uniformes, con sus ojos teñidos de sangre y con recuerdos quienes les torturaban más que la muerte misma.  

La audiencia se encontraba en silencio, ansiosos por el morbo de ver al hombre sin mérito alguno por parte de ellos, solo se esperaba que él se sujetara de lo poco de dignidad y ética que le quedaba aún sin prevalerse de sus débiles atenuaciones, quienes se encontraban sobre las cabezas de los voluntarios en tarimas, aún más elevadas, bebían y reían para matar la perdida tiempo en la cual se encontraban.

Solemos decir que mirar hacía el pasado nos cegara del presente. ¿Pero quién no mirará atrás una vez mas para tratar de corregir sus errores?.- Se murmuraba entre la audiencia y algunos comentarios fuera de tema, pero los cuales se les daba mas importancia.  

- . Darme un momento .- Se escuchó el comentario de súplica hacia sus escoltas mientras las palabras mismas le alcanzaban para debilitar al hombre.  

Se le propinó el momento, cuando este se encontraba jugando con algo lo cual colgaba de su cuello, envolviéndolo en su mano y retomando la marcha, con lo que ya llegaría a su fin, ya se había preparado para deliberar en su propio juicio, solo que esta vez sería diferente.

Al terminar la marcha la audiencia dirigió la miraba, enfocándose en quién subía algunos escalones para quedar de intermitente en el centro de la locación mientras algunos lo observaban horrorizados, sublime o estupefactos ante su presencia. Había llegado su último día y él lo sabía, aunque en su mente trataba de re-organizarse lo suficiente para enfrentarlos, ¿a quienes?, aquellos quienes le habían dado la espalda.  

-.Comencemos de una buena vez. - Recitaba uno de los acreedores de tales acciones.-
-. Te encuentras acá por el simple hecho de haber asesinado a una cantidad irrelevante de personas, las cuales tuvieron el descuido de confiar en tus palabras, en tus engaños y mentiras que solo un cobarde haría.

- En su rostro se dibujó una sonrisa, aclamando hacía el público; ¡mirad al asesino de sueños!. Faint, no seas vulgar y muestra tu rostro al mundo.

- Sin titubear alzo la mirada, observando a gran parte de quienes se encontraban allí, con su expresión que atemorizaba a aquellos quienes de forma burlona les dirige la sonrisa que se había expresado en su cara.

-. Empieza Fainnnt. - Con aquél tono burlón que irritaba a cualquiera. -
-. Será un placer, Larsson. - Al terminar de decir su nombre se estremeció entre brazos. ya que el tono con el que lo había dicho no vacilaba.

Suspiró por un momento, y comenzó a relatar lo sucedido años atrás, cada una de las palabras bien compuesta por otra, sin falta alguna de sus expresiones con las manos o acusaciones con la mirada o señas. -. Aunque bueno, pronunciaba de forma breve -. no me desviaré del tema. Ya que estoy acá por el delito acreditado hacía mi.

La audiencia se encontró en un silencio efímero, ante la espera de aquellas palabras las cuales estaban siendo estructuradas sin alti-bajos que perjudicaran su relato o historia. En un momentáneo descanso comenzó la verdadera realidad de sus razones por la que se encontraba en la sede, adjudicando las acciones que transcurrió al cabo de los años,  -. Buenos recuerdos tengo de tiempos pasados, pero pasaron a ser pesadillas en mi celda, gritos inaccesibles por la ira y el odio que tengo ahora, ¡no culpo a nadie de eso! -. Comunicaba las palabras a la audiencia alzando sus brazos y dejando ver la sangre ya seca en la parte inferior de su cuerpo junto al dolor que se expresaba en su rostro al hacer acciones como esas.

-. ¿Qué quieres decir con eso Faint?, - Resonaba en la audiencia por parte de Larsson -.

- . La equidad entre lo verdadero y lo humillante, ¡la promulgación de futuros intervalos de tiempo perdido!, habéis perdido el tiempo... - Decía para si mismo en voz baja -.

-. Comenzaré Larsson .- Comentaba con una voz tenue y clara.

Aunque .- Añadía precipitadamente Faint -. no sientas temor alguno amigo mio, tú verdad ha sido la mentira de años, y mis locuras han sido la verdad durante décadas. Procuraré no decir cosas innecesarias mientras tú me escuchas sin interrupción alguna. - Acusación la cual alarmo a la audiencia completa -.

De forma lenta, antes de comenzar su relato dicto las siguientes palabras;
Conseguí hacer desaparecer de mi espíritu toda esperanza humana. Sobre cualquier alegría, para estrangularla, di el salto sordo de la bestia fiera.
Llame a los verdugos para que, al parecer, pudiera morder la culata de sus fusiles. He invocado los desastres para ahogarme con la arena y la sangre. La desgracia ha sido en lo que creo. Me he tendido en el cieno. Me he secado con el aire del crimen. Le he gastado buenas chanzas a la locura.

Y la primavera me trajo la risa horripilante del idiota.

Dio reseco a su voz, de forma impertinente tomo aire nuevamente y se proponía a hablar de esta forma.
Continuará.

Es parte de relato completo, quiero hacer la prosa principal de forma completa Razz
avatar
Dakemth

Mensajes : 168
Fecha de inscripción : 18/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] Una temporada en el infierno.

Mensaje por Invitado el Jue Mar 26, 2015 1:22 am

Promete...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] Una temporada en el infierno.

Mensaje por Itnemb el Jue Mar 26, 2015 10:18 pm

Espero la continuidad del relato, sigue ese camino que vas bien.
avatar
Itnemb

Mensajes : 1845
Fecha de inscripción : 20/11/2012
Localización : Unknown

http://www.habbowars.com/f5-preguntas-frecuentes

Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] Una temporada en el infierno.

Mensaje por Dakemth el Sáb Mar 28, 2015 12:44 am

- Symbol of Death.

- . Y tan solo pensar, que contaría mis atrocidades a una audiencia morbosa . - Comentaba Faint de manera bastante irrespetuosa.

-. Venid, venid y acercaros. ¡Bienaventurados seáis los que se atreven a oír lo infame que es la vida!, y como es ella la cual te lo arrebata todo . - Gritaba de manera exuberante hacia los presentes.

Ya pasado algunos momentos antes de que se procediera a iniciar la conferencia, o el juicio. No sabría como tomarlo.

Era efímero el sentimiento y ese ambiente en el cual se encontraban aquellos quienes rodeaban al moribundo hombre, quizá dando un vistazo a sus propias tumbas, - . Con permiso, comenzaré un breve relato de un acontecimiento ya hace años. . - De manera impertinente se escuchaba por parte del acusado. - Exhalando un breve momento, dando la vista vacía al frente y tomando rencor de sus propias palabras impuso de manera firme su puño sobre si mismo, sobre entendiendo lo que se avecinaba.  

No temas, la muerte es lo único que el destino te aguarda.

¡Liviandad de nuestras Glorias!. Son ya palabras distantes en la mente retorcida de él, puedes acercarte a ser todo lo que quieres, pero lograrás dejar de ser humano.

En una de las aulas siguientes hacía el breve pasillo se escuchaban aquellos alaridos de débil aliento, con el cual suelo tener pesadillas. Debo tener gran memoria para solamente pensar en su rostro aunque debo medir esas palabras con lentitud, no detenerme ante ellas y seguir malherido a través de nuestra propia conciencia, somos competentes hasta que vemos una contra una adversidad, somos auto suficientes hasta ver que algo va mal, solemos decir que haremos algo hasta que alguien nos supera de manera corta.

- . ¡Sí!. - Grito claramente. El Dolor y el remordimiento parecían reabsorbidos en un intenso odio todopoderoso contra aquellos monstruos infrahumanos-. ¿No deseáis ser libres y ser hombres? ¿Acaso no entendéis siquiera lo que son la humanidad y libertad? - El furor le prestaba elocuencia; las palabras acudían fácilmente a sus labios -. ¿No lo entendéis? - repitió; pero nadie contestó a su pregunta- . Bien, pues entonces - prosiguió, con una sonrisa alterada- yo os lo enseñaré, y os liberaré tanto si queréis como si no.

El estrépito atrajo la atención de quien andaba rondando el lugar, de forma casi instantánea se acercó de donde provenía los gritos y echo un vistazo sobre sus hombros para evitar el molestar a alguien, resonante fue su voz y atrevida sus acciones, una simple chica de tes blanquinosa y de ojos de colores alaridos, de voz entumecida por los nervios y sentimiento de nervios al convocar a una clase de jóvenes. Cuando me pudo ver, su mirada vaciló por unos momentos hasta que logró enfocarse nuevamente en los estudiantes.


- . ¿Puedo ayudarle? . - Con voz clara acentuaba su pregunta. -
- . Por ahora no, ¿qué tipo de clase imparte?. - Aclarando la voz de manera inapropiada. -
- . ¿Podría presentarse por ahora, no cree?. - Por su parte ya había inmiscuido en lo que parecía una chica de rango avanzado en la academia la cual se encontraban, en este caso simplemente Endor, y acudia a lo que propinaba unos chicos y chicas de rangos menores. Preferí no seguir molestándola y he dado marcha atrás quedando en mi mente la esbelta figura de ella, y su voz la cual retumbaba en mi cabeza de forma sublime. Al retirarme de las cercanías algún ruido resonó entre la gran vegetación llamando mi atención, era solo un joven el cuál había caído sobre si mismo y roto algunas ramas del suelo, al echarle un vistazo se denotaba una mancha carmesí desde una de sus piernas, el chico no podía caminar pero no era nada grave, le he cargado entre brazos y llevado hacia donde pudiera recostarse mientras le sanaba solo con algunos vendajes provisionales.

Se aviso a gran parte de los estudiantes que estaban allí el salir a tomar aire fresco, era común. Nesecitaban relajarse de las extenuantes lecciones en su camino por la senda del bien, al menos no se preocupaban por lo que pudiera suceder. - . Juventud de hoy . - Comentaba para si mismo mientras se sobre costaba en el suelo, por un momento sintió una silueta la cual se detuvo a su lado - . ¿Buen lugar para descansar no?. - Provenía de la silueta con respuesta casi inmediata como un " Sí. ", elevo sus brazos nuevamente dando a conocer que era la chica anterior. Una sonrisa leve se dibujo en su rostro mientras volvía del suelo lentamente, y con parpados pesados ante ella - . ¿Quién eres? .- Repitió la chica. - . Solo vengo de paso . - Respondía de nuevo, ya le había molestado lo suficiente, así que me puse de píe dejando al aire libre unas marcas del brazo izquierdo y con el sable láser a la vista, ella se había enfocado en él. Solemnemente hice una reverencia hacia su persona y cuando quise emprender marcha nuevamente me detuvo sujetándome por el brazo y pidiendo disculpas por la falta de respeto.

- . No se de que te disculpas, ha sido un error simplemente, déjalo pasar y sigue disfrutando de día . - Con una sonrisa en el rostro respondía. - . No sabía que eras del templo, disculpa. - comentaba de forma titubeante . - Tranquila, por cierto, ¿como es tu nombre?. - Se hizo una sonrisa en su cara mientras colocaba las manos detrás de si evadiendo la pregunta, supongo que era de adivinar tal atrevimiento. - . Mi nombre es Faint ya que tanto preguntabas sobre eso. Volviendo a tomar aire compuse la oración terminandola. - . Ya me puedes soltar, no molesta pero ha de inquietarme. - se ruborizó mientras desviaba la mirada y soltaba el brazo, su ojos desconcertantes volvieron a captar mi atención, entre tanto me pidió que me sentará nuevamente para charlar, creo que esta era su forma de disculparse aunque hubiera preferido que no lo hubiera hecho.

Al cabo de varios minutos ya de conversa que no merece tanto resalte sus frases empezaron a tornarse algo débiles, con poco sentido y se notaba su agotamiento, le he invitado a que fuera a que le revisaran pero se negó rotundamente, - . No necesito eso, tampoco necesito ser desacreditada, necesito alguien que me escuche. - Su voz se tornó firme. - ¿Acudes hacía mi sin siquiera conocerme?. - Intervalo, -. No tienes intenciones posteriores a estas, dudo que puedas causarme mas daño del que yo misma me he provocado . - Me propuse a escucharla, mientras empezaba a temblar, es algo extraño que algo ocurra así de la nada, pero no tenia mas opción, más que escuchar un relato de una chica que apenas "conocía" y tan solo de vista, pero procuré no faltarle al respeto.



La sangre corría a borbotones de la comisura de sus labios mientras jadeaba fuertemente, exhalando pequeños coágulos negruzcos. Paró de correr en medio de un claro y cayó de rodillas al suelo, donde volvió a vomitar una vez más la sangre ajena de su cuerpo.

“Mata… mata… mata…” esa palabra no paraba de retumbar en su cabeza, esa voz interna intentaba manipularlo, lo peor es que lo había conseguido. Seguía escuchando esa voz, salía directamente de su corazón, un corazón negro, al igual que su pasado. “¡Cállate la boca!” gritó con todas sus fuerzas mientras se llevaba las manos a la cara, clavando las uñas en lo más profundo de su piel, llegando a rozar incluso los músculos de debajo.

Su propia sangre se mezcló con la sangre de sus más reciente víctima al terminar de sacarme la piel de la cara a tiras, quedando a la luz varios tonos rojizos de las capas de piel colindantes. A si mente, llegó la clara visión del rostro de la niña a la que acababa de dar muerte. Era una niña de poco más de siete años, la cual había pasado por su lado justo cuando el demonio interno salió a la luz. La imagen de cómo mordía su yugular hasta arrancarle la tráquea con la boca, hacía eco en la mente, que se deshacía por momentos al ver la sangre de la joven caer gota a gota sobre el césped, tiñéndolo de rojo.

-Nadie puede llegar a comprenderme… por qué me ha tenido que pasar esto a mí. En mi interior habita un fantasma que me controla para cometer atrocidades y así saciar su hambre… no soy más que una estúpida marioneta a sus ojos, pero eso se va a acabar… ¡Esto acabará ahora!

Se reincorporó rápidamente y de el cinturón tomó una pequeña pistola blaster, que puse en la sien a la vez que le quitaba el seguro. “Te voy a matar… a ti y a mi… al fin podré ser libre de ti” susurró mientras apretaba cada vez con más ganas el arma. La voz parecía haberse desvanecido tras la inquietante amenaza, por unos segundos había experimentado lo que nunca en años, una soledad que no le desearía ni a mi peor enemigo. Aunque esa voz me hacía cometer actos inmorales y deplorables, algo dentro de él me decía que le hiciera caso, no por el echo de que me gustara hacer ese tipo de cosas, si no que… escuchando esa voz, no me sentía sólo, sentía que alguien más me acompañaba, llenaba un vacío que nadie o un amigo había podido llenar nunca.

El arma cayó al suelo a la vez que sus lágrimas borbotaron de los ojos. “No puedes matarme… al igual que yo necesito de tu cuerpo para sobrevivir, tú necesitas de mi astucia, yo no puedo vivir sin ti al igual que tu sin mí, al fin y al cabo, no soy una voz ajena a tu cuerpo, soy una parte de ti, la parte más oscura de ti.” Negó con la cabeza al escucharlo, yo no podía haber creado tal monstruo, yo antes… antes no hacía nada malo, era una buena persona, antes de que apareciera él. Él perturbaba mis sueños impregnándolo de sangre y bruma, él me hacía mirar con odio al resto del mundo, él me había encerrado en una jaula de soledad de la que no se podía salir, él… él había matado lo poco que quedaba de mí.

Siguió temblando mientras bajaba el arma de su sien, “Bien… así mejor” volvió a sonar en la cabeza, pero ya era tarde para detenerse. Al bajar el arma apuntó directamente a su rodilla derecha y jaló el gatillo, viendo como parte de la pierna volaba en pedazos. La sangre formaba un denso río rojo que llegaba desde la parte superior de mi pierna hasta el suelo. Con los ojos vacíos, y sin hacer ninguna mueca de dolor, comenzó a reírme por lo bajo, hasta llegar a soltar carcajadas. Si cualquier persona hubiese estado observando aquel momento, ya se habría echado a correr, " pero lastimosamente yo me encontraba allí ", no por el disparo, si no por escuchar aquella risa tan lunática y tenebrosa. “Ya ves de lo que soy capaz… la siguiente irá a mi cabeza, al lugar donde tu resides, te sepultaré para la eternidad”

Apretó los dientes y volví a apuntar a mi cabeza, pero esta vez colocó el arma frente a él, justo en el centro de la frente. Grité lo más alto que pude, en una mezcla de sollozos y adrenalina. El gatillo ya se había accionado. El arma cayó al suelo, cayendo de lleno en el charco de sangre bajo mi atenta mirada.

“Tanto tú como yo sabías que aquella era tu última munición, así que vivirás para el resto de tus días sometido a mí, o más claramente, a tu parte oscura, esa parte que tapas a la gente por miedo… pero me cansé ya de tu rechazo, a partir de ahora, yo dominaré este cuerpo, y lo usaré para saciar mi hambre…”





Terminado el relato ya su voz se encontraba en nerviosismo, le tomé por un hombro mientras le miraba. Detuve sus labios al sonar de los jóvenes riendo y las chicas hablando, me encontré a si mismo para encomendar unas palabras las cuales fueron.


Cuando el mundo queda reducido a un solo bosque negro para nuestros cuatro ojos atónitos - en una playa para dos niños sinceros, en una casa musical para nuestra clara simpatía-, os encontraré



Y pensar que él era su amigo. Solo era un idiota cretino.





Copyright del relato de la chica para " Cabur. ". Grazie.
avatar
Dakemth

Mensajes : 168
Fecha de inscripción : 18/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] Una temporada en el infierno.

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 28, 2015 1:48 am

Dakemth escribió:Copyright del relato de la chica para " Cabur. ". Grazie.

Nadie podría definir mejor a un perturbado que yo....

jajajajaja buen roleo lo demás, un gusto colaborar

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Relato] Una temporada en el infierno.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.