[Roleo de Mandalore + Obtención] Madre de Shaa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Roleo de Mandalore + Obtención] Madre de Shaa

Mensaje por Krayben Fett el Jue Feb 26, 2015 1:54 am



La nave de ataque y patrulla firesplay-31 se dirigía lentamente a la superficie del planeta Seylott. Mientras caminaba lentamente por el pasillo de la nave seis de los guardias Eros Ordo se mantenían de pie, vigilando los pocos pasillos que había en la nave, agarraba y limpiaba una Westar M5 del pequeño almacén que había en una de las puertas a las espaldas de la cabina de pilotaje donde Eros Ordo se encontraba a los mandos del transporte acompañado de otro mandaloriano de armadura neo cruzada de tonos verdes y franjas blancas al igual que el resto de tripulantes. El descenso a la superficie del planeta parecía que sería lento y aburrido, a diferencia de uno que estaba acostumbrado a vivir en mitad de una batalla planetaria cuando descendia en uno de los Q-Carrier de mayor velocidad y penetración planetaria. Mientras el firesplay descendía en la superficie del planeta, entre las casi interminables junglas y alguna que otra zona de pequeños árboles dejando claros a la vista se observaban pequeñas aldeas compuestas por edificios de piedra grisácea. Las estructuras parecían de alta resistencia aunque con el tiempo estas han ido debilitándose y llenándose de maleza por dentro de sí mismas. Los primitivos Seyllot del planeta mostraban la parte superior de su cuerpo con la únicamente tela que tapaba su parte inferior observaban hacia arriba el misterioso pájaro de metal y acero proveniente de más allá de los cielos de su mundo y como descendía sobre sus cabezas a pocos kilómetros de su aldea, aquella aldea que se encontraba no muy lejana al templo que custodiaban y donde nos dirigíamos y lo más importante.. sobre sus tierras..

La nave pocos kilómetros más adelante descendió en una pequeña llanura abierta que había en mitad de la selva. Bajé del transporte junto a Eros Ordo mientras seis de los ocho mandalorianos del escuadrón que vinieron con nosotros bajaban. El resto que eran dos experimentados pilotos de combate y camuflaje abandonaban las coordenadas en las que nos habían dejado. Alzándose en los cielos mientras los rayos de sol impactaban en su cabina y se observaba una sombra oscura alejarse del cielo.


- Bien, el templo de la Madre de Shaa debe de estar cerca. El transporte nos ha dejado lo más cerca posible de él - Contesté lentamente mientras observaba la selva que había frente a mi rostro y hasta donde alcanzaba mi vista.

- Espero que los Seylott no hayan tomado como algo hostil que hayamos sobrevolado su aldea. Son una raza pacifista hasta que observan que sus tierras son amenazadas por extranjeros. Vayamos al templo de inmediato y cojamos lo que debamos para avisar al firesplay. Hasta que no estemos dentro de él no me consideraré completamente a salvo de esto. Eso sí en el caso que lleguen a atacarnos no dudaré en matarlos y disfrutar con su sangre - Expresó Eros Ordo antes de que se adentraran en la selva camino a pocos kilómetros del templo de Shaa.

- El templo está abandonado y es lugar de santuario y poco más. La gente no obtiene el Infante de Shaa porque asegura que los Seylott siempre han acabado con su vida de todo aquel que profane el templo, según los informes son especialistas en tender emboscadas en la vuelta. Tenemos que tener cuidado a nuestras espaldas, los mismos Seylott de la aldea que nos vieron, han podido comenzar a seguirnos y pueden estar a nuestra espalda - Afirmó uno de los neo cruzados mientras caminaban entre la maleza y ramas caídas. Este era un soldado experimentado que estaba acostumbrado a vivir situaciones contra civilizaciones tribales en mundos como este.


Mientras caminábamos por la selva a lo lejos podía observarse un alto edificio compuesto de una estructura de piedra sólida de color blanquecina/grisácea bien situado en medio de la selva, con árboles altos desde un punto aéreo tapando parte de la zona central, no a menos de los que vimos por el camino, que siempre resulta ser todo un gran espectáculo. La entrada estaba totalmente desierta con rocas de todos los tamaños esparcidas por todas partes, en la entrada se observó un pasillo de columnas totalmente luminoso por la luz del sol que llevaba a un gran patio. Caminando se llegó a una zona totalmente abierta en medio del templo con un patio, el lugar a primera vista eran restos de columnas en pie, o derruidas en suelo y partidas en trozos al igual que las paredes y llenas de maleza, aunque lo que eran los componentes principales parecían mantenerse intactos. Más adelante una gran estatua en honor a Shaa con una pequeña subida de escaleras representaba el lugar sagrado de los Seylott.


Yo aproximándome al altar donde se encontraba el infante.

Corrí hacia las escaleras encontrando una pequeña mesita con un extraño objeto sobre esta. Efectivamente resultaba ser el famoso Infante de Shaa. En su sitio donde debía estar se encontraba mientras los rayos de sol sobre él lo hacían aún más precioso. Entonces ante mis pies una lanza de madera cayó , la cual se encontraba bastante afilada, entre las columnas de mi izquierda hacia el oeste unos annoo-dat de piel anaranjada con cuatro ojos. Comenzaron a abrir la boca y sacar la lengua. Eran guerreros reptiles, posiblemente una banda de ladrones de la zona baja de Coruscant. Los únicos que posiblemente supieran de la existencia del Infante de Shaa. Lo primero que se hizo fue hacer un recuento de su número aproximado, claramente eran una veintena a simple vista, aunque sin armas de tanta tecnología poseían una fuerte constitución física y solo con las lanzas de madera con las que tenían un manejo de "élite". Mientras Eros corría hacia ellos disparando con sus westar  35 en sus manos derribando a pocos a su paso imitado por sus mandalorianos. Yo intentaba deshacerme de dos de ellos que se abalanzaron sobre la mesa del Infante de Shaa impidiéndome que pudiera cogerlo. Agarrando la Westar M5 golpee con la culata de esta el rostro y la nuca del primer reptil, al segundo una vez golpeaba al primero apunté a su pecho a pocos centímetros soltando un rápido disparo lanzado sin ningún tipo de precisión. Después activé el tubo inferior del lanza granadas disparando a tres de ellos que se dirigían hacia mí bajando las escaleras de la zona de columnas.

Los tres reptiles cayeron por las escaleras con parte de su piel negra por la explosión que impactó en ellos dejando visiblemente la gravedad de sus quemaduras por dicha explosión. Mientras Eros con la célula de energía de sus westar 35 agotada sacaba su hacha de mythosaurio y comenzaba a batirse cuerpo a cuerpo con ventaja con cuatro de ellos. Corrí hacia el Infante con tres de los mandalorianos, saltaron sobre su mesa dos reptiles, que cayeron a la vez hacia atrás mientras los demás les disparaban rápidamente como si tan solo fueran una molestia. Mientras comenzaba a sentir el Infante de Shaa frente ami observé como un líder del grupo de caza saltaba hacia la mesa. Y ondeando su lanza bastante larga dándole vueltas golpeó en el pecho a dos de los mandalorianos, haciéndoles caer hacia atrás inconscientes. El tercero se dio media vuelta batiéndose con su daga de acero mandaloriano con un reptil que también escoltaba al líder dejándome en un uno contra uno ante el que parecía su líder. Batiéndome con él utilizando el rifle de Westar 35 como arma de cuerpo a cuerpo activé una llamarada de la muñequera que impactó en su rostro haciéndole posar sus manos sobre él mientras retrocedía dejando caer la lanza al suelo. En los alrededores los mandalorianos no tenían demasiada dificultad ante los guerreros reptiles aunque su número hacia parecer que mostraban superioridad en el ambiente, pero no poseían el mismo armamento y carecían de protección a menos de su propio y fuerte cuerpo de constitución musculosa.



El Infante de Shaa en mis manos.

Una vez se encontraba en el suelo lanzé una ráfaga de tres granadas seguidas por el tubo inferior de la Westar M5 haciéndole caer más atrás de la mesa con el Infante cayendo de espaldas frente a la gran estatua de Shaa. Entonces activé el comunicador llamando al firespray-31 de inmediato. Mientras agarraba el Infante de Shaa la nave de ataque descendía sobre nuestras cabezas, mientras aterrizaba sin tocar tierra y abría la plataforma uno de los dos mandalorianos agarraba a los dos inconscientes y los llevaron a bordo mientras que el que luchaba contra el reptil de mis espaldas se dirigía hacia adentro una vez había acabado con su rival. Entonces subí junto a Eros el cual se había desecho de unos cinco o seis rivales aproximadamente con su armadura completamente palpante de sangre de sus rivales. Mientras la plataforma se cerraba y la nave volvía a plegarse ascendiendo y abandonando la superficie del planeta podía observarse como una docena más de los reptiles entraban a la sala mientras que muchos Seylott entraban al templo y comenzaban a luchar cuerpo a cuerpo con lanzas emboscando a los reptiles que se encontraban dentro, estos habían sido emboscados por los nativos mientras lo observaba de la cabina a una distancia cada vez más alta, viendo simples puntos.

- No están en su territorio y sin líder, están perdidos completamente esos saqueadores o lo que fueran y los nativos del planeta les han alcanzado, menos mal que hemos huido a tiempo - Dije mientras retiraba la vista de la cabina de la nave y observaba con mis dos manos el Infante de Shaa con más tranquilidad.

- Ya tenemos los que buscábamos. Ahora volvamos a Mandalore e investiguemos este artefacto aunque la verdad.. no me he divertido lo suficiente, esperaba algo más complicado o emocionante y fue justo cuando nos íbamos. - Dijo Eros Ordo lentamente.

- No dirías lo mismo si aún estuviéramos luchando ahí abajo contra esos Seylott nativos, por algo nadie posee aún el infante, tan solo Jango Fett y Zam Wessel lo tuvieron y por voluntad propia lo dejaron ahí - Expresó de forma seria uno de los veteranos guerreros que nos acompañaban antes de que reinara el silencio.

- Este Infante ha estado en manos de mi antepasado Jango Fett y su compañera Zam Wessel, tiene cierto valor sentimental e historia, igualmente fue una pena que Stronar no pudiera venir y observar la civilización, le hubiera gustado. - Dije rompiendo el incómodo silencio mientras la nave firesplay iba rumbo a Mandalore.


Fin

Obtengo:

- Infante de Shaa
avatar
Krayben Fett

Mensajes : 3874
Fecha de inscripción : 22/08/2011
Edad : 21

Volver arriba Ir abajo

Re: [Roleo de Mandalore + Obtención] Madre de Shaa

Mensaje por Nat el Vie Feb 27, 2015 8:21 am

En revision
avatar
Nat

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: [Roleo de Mandalore + Obtención] Madre de Shaa

Mensaje por Nat el Lun Mar 02, 2015 10:41 pm

Una buena historia ligada a dicho objeto pues es cierto que el infante de shaa es protegido por los Seylot pero bajo mi punto de vista no veo mucha dificultad por parte de ustedes para obtener el Infante de Shaa, también veo poco aporte por parte de sus protectores para defender lo, mas bien aparecen al final del todo y solamente se limitan a eliminar el resto de los busca tesoros que andan buscando lo mismo que ustedes. Como consejo para que mi voto pueda ser valida arreglaría la parte en el cual están combatiendo contra los caza tesoros y pondría en mayor papel a los Seylot. Por ahora mi voto es negativo pues es un objeto que pose el poder de destruir un planeta y fue demasiado sencillo obtenerlo.

PD: No se desanimen y traten de solucionar los pequeños peros que veo en la historia.

Un saludo cordial Nat.


A la espera de la revisión y  voto del resto de mis compañeros.
avatar
Nat

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 20/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: [Roleo de Mandalore + Obtención] Madre de Shaa

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.