[Roleo de Haruun Kal] La prueba [Obtención]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Roleo de Haruun Kal] La prueba [Obtención]

Mensaje por Inthar el Sáb Nov 08, 2014 5:59 pm


LA PRUEBA


Capitulo I ''Sugati''

La nave del Dark Sith descendía suavemente sobre la superficie de Otavon. El rocoso planeta hacía dificultoso el aterrizaje del vehículo, haciendo que fuese más lento de lo normal. Uno de los soldados de Qalydon escogidos por Inthar para el viaje, entró en el despacho del Dark Sith. - Hemos llegado, mi Rey. - decía el soldado. Inthar simplemente asintió con la cabeza y el muchacho se alejó. El Rey de Qalydon se mantenía observando desde su habitación particular miraba los precipicios, que como hachazos de Dios, cortaban a las cordilleras y a las montañas. Los 10 soldados traídos por Inthar no comprendían el fin de aquel viaje, si bien era para combatir, ¿por qué a Otavon? ¿Qué puede haber en Qalydon que le interese a un Dark Sith? Los soldados, montaron un pequeño campamento cerca del crucero traído por ellos. Inthar bajaba lentamente de la nave, rodeado de humo y el Teniente Bwan se acercó corriendo al Dark Sith. Era un joven moreno, con tez también morena y sus ojos rojos. Su especie era humanoide, pero no era distinguible a simple vista. Yisish's había elegido a ese muchacho como el Teniente para la misión, cosa que extrañaba a Inthar ya que el chico no parecía estar dotado de grandes habilidades. - Su tienda es por aquí, s-señor. - decía tímidamente Bwan. El Dark Sith siguió al soldado hasta la gran tienda de campaña que comandaba desde el centro a las demás. El joven Teniente entró junto a Inthar y en la mesa había un gran mapa del planeta. El Rey Oscuro se sentó lentamente en la silla y le hizo un gesto al tembloroso chico para que se acercase. El Teniente se colocó firme delante del mapa. - ¿Qué te parece? - le preguntó Inthar. Bwan le miró extrañado, pues no entendía el motivo de la travesía. - No lo sé, señor. ¿A qué hemos venido? - preguntó el muchacho. - ¿No te lo explicó el General Yisish's? - cuestionó el Dark Sith. Bwan se limitó a negar con la cabeza. - ¿Conoces al Sugati? - preguntó Inthar al muchacho. Éste se mantuvo en silencio, lo que el Dark Sith lo tomó por un no. - Durante la batalla de Otavon, el celebre Lord del Sith, Darth Vader luchó contra una bestia temida por todos los lugareños aquí, el sugati. Tiene una piel que repele el sable láser y en sus extremidades posee pinzas para acabar con sus enemigos. Igualmente, Lord Vader logró capturar uno de estos pues tiene una debilidad. - le contaba Inthar. Bwan se mantuvo en silencio, hasta que cuestionó. - ¿Y cómo lo hizo, señor? - El Dark Sith vaciló durante unos instantes y un fuerte de dolor de cabeza hizo caer al Teniente al suelo. - El truco mental. Los sugati, pesé a ser tan feroces físicamente son vulnerables a los ataques psíquicos - explicaba Inthar. Bwan se pudo levantar, aturdido, ya que la presión mental del Dark Sith había cesado. El Rey Oscuro leyó un informe de los exploradores de Yisish's. - Id la ciudad más cercana y preguntad por Osirhos. Traédmelo, intacto. - ordenaba éste. Bwan asintió con la cabeza y salió de la tienda de campaña.


Los hombre de Inthar liderados por el joven Teniente Bwan marcharon a la ciudad más cercana, a apenas unos kilómetros del campamento base. No había si quiera un guardia en la ciudad, ya que después de la Batalla de Otavon apenas hubo más conflictos y la paz prevalecía en el planeta, a pesar de la llegada de contrabandistas en busca de huesos de sugatis. Después de buscar por establecimientos y locales, llegaron a una cantina preguntando por el nombre de Osirhos. Un anciano, alzo la voz. - Soy yo, ¿los amigos de Yisish's? - preguntó el hombre bebiendo de su brandy. - Así es, le solicita el monarca de Qalydon. - respondió Bwan alzando su figura. Los lugareños quedaron asombrados ya que hacia años que una persona de relevancia pisaba Otavon. El anciano no parecía sorprenderse y se levantó de su asiento y fue al campamento junto a Bwan. Al llegar, se encerró durante horas junto a Inthar en su tienda de campaña. Los rumores decían que era un viejo Sith superviviente de la Batalla de Otavon que había ayudado a Darth Vader a capturar el sugati y que ahora asesoraba al Dark Sith. Otros decían que era un simple cazador que seguramente supiese bien el terreno. El caso es que después de horas de charla, Inthar mandó montarle una tienda de campaña solo para él, cosa que extrañó al resto de los soldados. Sin rechistas, obedecieron todos montando una gran tienda para Osirhos. El hombre de avanzada edad, caminaba erecto como si le acabasen de dar la Medalla de Honor del Imperio Galáctico.

CONTINUARÁ...


Capitulo II ''Comienza la cacería''

Amanecía en el campamento de los hombres de Inthar situado en Otavon, cuando todos los soldados ya salieron de sus tiendas de campañas mientras los que estaban de guardia durante la noche se introducían, se toparon con que Osirhos estaba ya en la tienda de campaña del Dark Sith. Las dudas crecían sobre quién era ese hombre, cosa que no tardarían mucho en saber. Cuando ya entraba la tarde, el anciano salía con una lujosa armadura mandaloriana junto al Rey Inthar. Todos se congregaron en el centro del campamento, formando líneas y el Teniente Bwan se coloco junto a Inthar. - Soldados de Qalydon. Hemos venido aquí para dar caza a uno de esos sugatis. Para ello, me he apoyado de la ayuda de Osirhos Fett, un viejo mandaloriano enviado por Dxun para ayudarnos con la caza. Osirhos... - decía dándole la palabra. - Ejem - decía el hombre de avanzada edad mientras se aclaraba la garganta. - Los sugati habitan no muy lejos de aquí, en las cavernas de Otavon. Para ello deberemos atravesar las montañas, llenas de campamentos de cazadores furtivos y de bestias salvajes del planeta. No creo que sean rivales para rudos hombres traídos de un planeta como Qalydon... - decía el mandaloriano, mientras miraba a Inthar. - Rompan filas. Teniente Bwan, prepare a los hombres para el viaje. Que unos cuantos se queden vigilando el crucero y recojan el campamento. - ordenaba Inthar. El joven Teniente asintió sin dudarlo y el mandaloriano y el Dark Sith volvieron al interior de su tienda de campaña. Sobre la mesa, en la cual residían a su vez dos vasos de brandy corelliana, había un gran plano de las cavernas donde habitaban los sugatis. Osirhos tomó uno de los vasos mientras se sentaba en una de las sillas y comenzaba a beber. El Dark Sith se apoyó con sus manos sobre la mesa mirando los planos. - ¿Estás seguro que por aquí están los cazadores? - preguntó Inthar señalando las zonas marcadas. - Así es. Son criminales, muchos fueron perseguidos por el antiguo señor del crimen, Jabba el Hutt. Los lidera Fyn el estafador, un contrabandista que trabajo durante años junto a los Hutt y que ahora se dedica a capturar especies en protección para venderlas en el mercado negro. - decía sin mucha importancia el mandaloriano. - ¿Y las bestias de Otavon? - volvió a cuestionar el Dark Sith. - No hay nada peligroso aparte de los sugati. Era para que las tropas fuesen más alerta, eso sí, esos cazadores furtivos pueden llevar bestias peligrosas. - respondió Osirhos. Inthar se sentó de una vez en su silla y tomó el vaso. Ambos hombres se mantuvieron miradas, en silencio, bebiendo respectivamente sus brandys. Los pensamientos de los dos estaban inundados, nadie sabrá nunca de qué pero lo estaban. El silencio fue interrumpido por el Teniente Bwan, el cual entró en la cabaña y se paró firme frente a los dos. Coloco su mano a la altura de la frente en señal de saludo. - Tropas listas señor. - dijo el joven. Inthar y Osirhos se miraron mutuamente hasta que el Dark Sith se levantó, seguido del mandaloriano y del Teniente salieron de la tienda de campaña. Todas las tropas ya estaban listas, y como ya habían hablado, partieron a través de las montañas. Después de horas de travesía, con el atardecer ya cayeron, se frenaron justo frente a un campamento entre las montañas. Eran los hombres de Fynn el estafador. Inthar, Osirhos y Bwan estaban parados en una roca, observando mediante telescopios la estructura del campamento. - Tsé, demasiado fácil. - dijo el mandaloriano. - Son cazarecompensas, no arquitectos de campamentos. - contestaba Bwan. - Hay que ser muy estúpido para dejar tantos huecos sin guardias. - decía Osirhos. - No se esperan que el Ejército de Qalydon se les venga encima. - volvía a interrumpir el joven Teniente. - ¿Hay alguna forma de dialogar? - preguntó Inthar, ignorando su discusión. - Sería una forma de mostrar debilidad. Si vas a dialogar, quiere decir que no posees suficientes fuerzas para derrotarlo, y te apuñalará. Debemos esperar a la noche y asaltar el campamento. - respondió rápidamente Osirhos. Inthar asintió con la cabeza y se marchó de la zona mientras Bwan y el mandaloriano seguían observando el campamento. No tardo en caer la noche y las tropas se movilizaron. Los tambores de guerra del Ejército de Qalydon hicieron saltar las alarmas de los hombres de Fynn y soltaron sus bestias, como había dicho el mandaloriano. Aunque no eran muy feroces, pero igualmente eran agresivas.


Las bestias no duraron mucho y las tropas de Inthar no tardaron en llegar a las puertas del campamento. La gran parte del regimiento del contrabandista había caído, y el experto Maestro del Sable Láser, Inthar, logró abrirse camino junto a sus tropas. La oscuridad no dejaba ver mucho, pero eso no parecía problema para los hombres de Qalydon ya que en su planeta la luz no abunda. Los disparos y los gritos dejaron la noche llena de dolor y de sufrimiento. Cuando solamente quedaban unos pocos hombres, escondidos dentro de una tienda de campaña, Inthar junto a Bwan y al viejo mandaloriano entraron en el interior de la cabaña. Dentro había dos contrabandistas, los cuales estaban con las manos en alto. - ¡Identificación! - gritó Bwan. - Almidor Geeswi, de Alderaan. - dijo uno de ellos. - Carraston Maike, de Alderaan también. - respondía el otro. Inthar se giró mientras le susurró a Bwan. - Mátalos. - el Teniente se giró y le dijo. - Pero señor, y Fynn... - el Dark Sith no dejo de caminar hacia la salida mientras dijo. - Es una orden. - Al salir junto al mandaloriano, se escucharon dos disparos en el interior de la tienda. Los soldados estaban saqueando todo el campamento, la noche ya había caído. Se quedarían en el campamento hasta mañana, cuando marchasen de cacería. Inthar junto a Osirhos escogieron la mayor tienda de campaña mientras que el resto dormían en sacos de dormir como lo hacían los caídos contrabandistas. Fynn el estafador no se había ido de Otavon, quizás buscase lo mismo que Inthar y por eso no estaba allí esa noche.

CONTINUARÁ...


Capitulo III ''En busca de la bestia''

Al día siguiente por la mañana, Inthar marchó junto a Bwan y a Osirhos y un par más de hombres a las cavernas de Otavon cercanas al campamento. Las sospechas del Dark Sith no habían sido fallidas, ya que las swoops de Fyyn el estafador estaban en las entradas a las galerías subterráneas. Los soldados junto al mandaloriano e Inthare se adentraron dentro de las cavernas. Los pasos resonaban en el interior de aquellas paredes al igual que se escuchaban las gotas de agua caer sobre el suelo. Enormes estalalactitas y estalagmitas se alzaban desde el suelo y el techo respectivamente. Después de caminar varios metros, se escucho un fuerte grito ahogado. Todos se detuvieron e Inthar que había estado todo el trayecto con sus ojos cerrados, los abrió dejando su común brillo amarillento. Todos se miraron en silencio y esa incertidumbre se acabó con el sonido de una bláster disparándose. - ¿Fynn? - preguntó Bwan tomando su bláster al igual que los otros dos soldados. - Ojala fuese Fynn... - dijo Osirhos agarrando dos pistolas láser. De repente, un fuerte estruendo sonó en los pisos de abajo, y una gran grieta se abrió saltando por los aires Bwan y sus dos hombres. Inthar se giró prendiendo su sable de luz junto al mandaloriano mientras Bwan se mantenía colgado de una estalagmita. Una gigantesca bestia se alzó y en una de sus espeluznantes extremidades sostenía el cadáver sin vida de Fynn el estafador. El animal soltó un fuerte gemido que hizo estremecerse a todos los presentes menos a uno, al Rey Oscuro de Qalydon. Éste mantenía la mirada fija con su sable láser apuntando hacia abajo, vacilante. La bestia soltó volando el cadáver del contrabandista y giró su mirada hacia Bwan. Éste alzó una de sus extremidades con la intención de acabar con la vida del joven Teniente. - ¡Alto sucia bestia! - gritó Osirhos disparando hacia el sugati. El animal, vacilante, se giró hacia el mandaloriano e Inthar ignorando al Teniente el cual logró trepar hacia arriba sosteniéndose de nuevo. Osirhos se quedó sorprendido, el disparo si quiera le había hecho daño y sin que él se pudiese dar cuenta, una de las zarpas del sugati atravesó el abdomen del mandaloriano. Éste soltó su arma y abrió sus dos ojos mirando su herida. Inthar mantenía la mirada y la expresión igual que hace unos minutos, Osirhos no era ya útil y no supondría una gran baja. La bestia lanzó su cadáver hacia un lado mientras Bwan desenfundaba su pistola láser y se escondía detrás de unas rocas. Igualmente, el sugati se centró en el Dark Sith


La bestia lanzó un fuerte ataque mediante sus zarpas hacia el Dark Sith, Bwan alzó su cabeza esperándose lo peor. Lo que sucedió fue algo muy diferente a lo esperado, ya que Inthar logró entrar en la mente del sugati y la extremidad se frenó en seco antes de siquiera rozar al Rey de Qalydon. El sugati abrió sus dos gigantescos ojos y empezó a gemir y gritar con fuerza debido a la presión mental que había ejercido Inthar sobre él. La bestia, debilitada, acabó cayendo lentamente sobre el suelo de las cavernas las cuales había destrozado. Inthar se acercó caminando, colgando su sable de luz y se posó cerca de la cabeza del sugati. Éste acarició lentamente su cabeza mientras seguía ejerciendo la presión mental en la bestia. Bwan se mantenía detrás de la roca, en silencio, sorprendido debido a la actuación de su líder. Después de unos minutos, Inthar se subió a su nueva bestia y ésta se alzó de nuevo de forma energética. - Levántese, Teniente. - dijo el Dark Sith mientras salía de las cavernas a lomos de su nueva caza. Cuando llegaron al campamento, todos los soldados empezaron a tomar sus armas pues quedaron sorprendidos al ver a la gigantesca bestia. El sugati empezó a gruñir al ver la actuación agresiva de los hombres de Inthar, pero el Dark Sith le acarició la cabeza. Éste se agachó hacia el suelo y de su lomo bajó el Rey de Qalydon. Los soldados al ver a su líder, bajaron las armas. Inthar entró en el campamento junto al sugati. - Volvemos a casa, soldados. - dijo mientras montaba a su bestia en la zona de carga del crucero.


Obtención:
- Sugati


Última edición por Inthar el Mar Nov 18, 2014 6:27 pm, editado 1 vez
avatar
Inthar

Mensajes : 499
Fecha de inscripción : 05/12/2011
Edad : 92
Localización : Principado de Asturias

http://www.youtube.com/user/Davidovichify?feature=mhee

Volver arriba Ir abajo

Re: [Roleo de Haruun Kal] La prueba [Obtención]

Mensaje por Inthar el Mar Nov 11, 2014 9:35 pm

Capitulo II subido.
avatar
Inthar

Mensajes : 499
Fecha de inscripción : 05/12/2011
Edad : 92
Localización : Principado de Asturias

http://www.youtube.com/user/Davidovichify?feature=mhee

Volver arriba Ir abajo

Re: [Roleo de Haruun Kal] La prueba [Obtención]

Mensaje por Inthar el Mar Nov 18, 2014 6:27 pm

Capitulo III y último subido con la única obtención. Espero la revisión.
avatar
Inthar

Mensajes : 499
Fecha de inscripción : 05/12/2011
Edad : 92
Localización : Principado de Asturias

http://www.youtube.com/user/Davidovichify?feature=mhee

Volver arriba Ir abajo

Re: [Roleo de Haruun Kal] La prueba [Obtención]

Mensaje por Nysrogh el Mar Nov 18, 2014 6:42 pm

Me encargaré de revisarlo.
avatar
Nysrogh

Mensajes : 1953
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: [Roleo de Haruun Kal] La prueba [Obtención]

Mensaje por Nysrogh el Miér Nov 19, 2014 3:27 pm

Obtención válida.

La historia currada como nos tienes acostumbrados, una obtención bastante sencilla para ser el trabajo que has hecho en el ámbito narrativo, de redacción y estética. Nada que añadir, espero que sigas así.
avatar
Nysrogh

Mensajes : 1953
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: [Roleo de Haruun Kal] La prueba [Obtención]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.