[Cambio de facción]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Cambio de facción]

Mensaje por Hapes Ordo el Mar Sep 09, 2014 5:20 pm

Primus Goluud, exilio del Mentor

La noche se tornaba cada vez más oscura, la arena del suelo polvoriento comenzaba a danzar sobre el aire mientras se abría paso al Mentor Hapes Baras.

Hacía poco tiempo que la unificación de Primus Goluud se había conformado, varios batallones Sith junto a sus aprendices acudieron a la gran unión. Era atípico, tras varios años de lucha, fomentándose fuertes odios y pasiones, terminaron por conformar un nuevo comienzo para los Sith, un nuevo Imperio.

La figura del encapuchado se alzaba sobre la plataforma de aterrizaje. Soldados Oscuros acudieron ante la figura en forma de asalto, demandando la identidad del personaje. Se quitó la capucha con rapidez. Sacó su sable del cinto rojo que adornaba su cintura. Tomo a uno de los soldados por el cuello y golpeó su estómago. Hizo que se arrodillase y lo decapitó.

¿Acaso no reconocen quién soy? ¿Creen que soy un estúpido esbirro como ustedes? ¡Largo de mi camino, no quiero toparme una vez más con ustedes porque la suerte no estará de su lado! - Gritó Hapes exaltado.

Las siluetas de los soldados corrieron hasta el otro de lado de la superficie. Serena, la figura corrió hasta una gran nave. Esperándolo, dos de sus antiguos compañeros, siendo estos Sorrow Ankh e Irek Tainted, continuaron la reverencia propuesta por Hapes.

Las compuertas se cerraron y la nave despegó de la superficie de Primus Goluud.

Onderon, diario de Ordo

Los bombardeos no cesaban, explosión tras explosión, minuto tras minuto. Las paredes retumbaban como si un volcán mismo estuviese haciendo erupción, desgarrando el planeta por completo. Tenía miedo. Al igual que yo, los que estaban al mi alrededor sudaban en frío, esperando que una losa colapse y cayese sobre ellos. Hace semanas que soy un maldito prisionero de la gloriosa e inflada República. Cerdos, burócratas que discuten en un corrupto Senado en el núcleo de la galaxia, mientras que incontables vidas se pierden aquí afuera.

Hace meses que Onderon fue devuelto a la República, en realidad nunca le perteneció. Nuestra influencia más directa eran los Mandalorianos, este planeta estaba en sus dominios, pero de un día para otro una gran flota de naves llegó tomando control absoluto. Los Mandalorianos se habían retirado meses antes en una nueva campaña de Mand’alor y dejaron el planeta al cuidado de unos pocos, que en un intento desesperado por defender la ciudadela Capital, entregaron sus vidas a cambio de unas cuantas republicanas. Nunca me uní a ninguna facción, mi familia y yo no hemos seguido ningún bando jamás, vivimos solamente de lo que trabajamos, ningún Imperio u organización nos ha mantenido. Pero no opusimos resistencia en cuanto a la toma de poder de los líderes demócratas, producto de su victoriosa conquista, de hecho, teníamos la visión de que todo sería mejor. Qué ilusos fuimos.

Se comenzaron a aplicar leyes, leyes para hostigarnos y mantenernos en control. Debían depurar de la población general a todos los seguidores Mandalorianos, sea como sea. Aquel que presentara ser una amenaza, era enjuiciado y encarcelado al instante. Toda esa propaganda de que en la República Galáctica están los tipos buenos, que luchan por el bien, el orden y la paz, se fue al caño con el tiempo. Poco a poco las cosas fueron subiendo de tono, protestas y revueltas sumían en caos a la ciudadela, seguidores y no seguidores se sumaron al movimiento anti republicano. Los senadores no se lo pensaron dos veces para aplicar medidas más drásticas. Y aquí estoy, encarcelado junto a otros treinta revoltosos más.

En estos momentos sobre mí llueve la furia de al menos una docena de naves. Mand’alor, el líder mandaloriano ha vuelto y quiere reclamar este mundo como suyo. El combate ya ha llegado a las calles, cada vez más se escucha el barullo de los revólveres y cañones disparando a todo enemigo que respire, y naves yendo de aquí para allá, sobrevolando el cielo. De repente, escuchamos cómo el guardia de nuestra celda grita y es silenciado rápidamente. Varios pasos apresurados se acercan a nosotros, una pequeña pero impertinente explosión nos deja aturdidos. Logro divisar varias sombras de entre el humo y polvo. Intercambian diálogos, reconozco la lengua de inmediato, son los Mandalorianos.

—Capitán, mire lo que encontré —Señala uno de ellos. Su voz retumba por toda la sala.
—¡No me maten, por favor! —Una mujer lloriqueaba ante la confusión de lo que sucedía.
—¡Vamos, rápido! —Aún estamos algo pasmados para entender lo que sucede—. Desátenlos y denles un arma a cada uno.
—¿Qué harán? —Preguntó con cierto tono de desespero.
—Tranquilo, chico —Un tipo con una golpeada armadura de color rojo me responde—. ¿Quieres escapar de aquí?
—Por supuesto —Le respondo sin dudar.
—Pues, bienvenido a los Mandalorianos.


Spoiler:
Paso a ser Mandaloriano, tras mi exilio de Primus Goluud.
avatar
Hapes Ordo

Mensajes : 1023
Fecha de inscripción : 01/09/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: [Cambio de facción]

Mensaje por Invitado el Mar Sep 09, 2014 8:30 pm

Buena narración. Creo que mejoraste en todo este tiempo.

Por mi, es válido.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.