[Roleo cambio de facción] de Sith a Yuuzhang Vong (lDwalin.)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Roleo cambio de facción] de Sith a Yuuzhang Vong (lDwalin.)

Mensaje por Skrymir. el Miér Jul 23, 2014 3:04 am

Estoy caminando sin más dilación hacia mi nave, solo, en una misión personal de poder matar al asesino de mi padre, por lo que abrí la compuerta de esta, dejando mis ropajes pesados dentro de la nave, cerrando la compuerta después de eso, sabía que tenía sed de venganza, quería que ese sucio perro tuviera su merecido, una muerte dolora y lenta, en la que nada ni nadie pudiera salvarle, en la que lloraría tras horas por el sufrimiento, esa era mi ira, una ira totalmente Sith, a lo que me dirigí hacia los mandos, compencé a encenderlo todo, poniéndolo listo para despegar, lo hice esto bastante rápido, no tenía permitido bajo ningún concepto salir de mi planeta, pero mi orgullo era demasiado fuerte, no podía parar mis pies por más que lo quisiera, ese ser maligno no debía seguir vivo.
Estoy en la galaxia, buscando a una persona, era muy ignorante, tenía que pensar que es infinito y el podía estar en cualquier lugar, en cualquier sitio, pero mis esperanzas eran demasiado fuertes, no quería dar la vuelta atrás hasta no tener su cabeza en mis manos, por lo que seguía navegando, en un momento u otro, mi nave comienza a fallar, mis conocimientos son los suficiente para percatarme de tal problema, por suerte una bionave, procedente de los Yuuzhan Vong, ellos veían como la mía se estaba destruyendo sola por un fallo en los reactores, la suya, me quedé mirándolos atentamente, era muy peculiar, era como... Natural, no tenían ningún tipo de reacción en señal de querer salvar mi vida, a lo que sin más, comenzó a explotar fuertemente, conseguí arreglarlo de una forma extraña, que por las explosiones no recuerdo, pero sobreviví, me encontré en Zonama Sekot, rodeado de Yuuzhan Vong, apuntándome con ese lagarto raro que tienen ellos, eran unos 50, todos mirándome fijamente sin dudas de que si me movía lo más mínimo me matarían, mi especie es Gen'dai, algo similar a la de ellos físicamente, por lo que supuse, que por eso no me mataron, pero bueno, aún no me queda mucho más de horas de vida, rato después un Sith aterrizó en Zonama Sekot, Abriendo las compuertas de la nave, se dió cuenta de una emboscada Yuuzhan Vong. Una tribu de Yuuzhan Vong había visto esa nave provenir y tomó las medidas. Por el estruendo, tal Sith intentó escapar, Llegando unos metros de altura, lanzaron ataques hacia tal nave, haciéndola explotar por completo, viendo mi reacción, clavándole mi sable láser en el cuello a uno de ellos, me clavaron el bichito y morí al instante por el veneno.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Entrenando con mi Maestro Rashker Jamaane, luchando de una forma muy poderosa, entrenando duro y sin detención, recibiendo golpes y aprendiendo los fallos, tenía la esperanza de ser uno de los mejores luchadores Yuuzhang Vong jamás conocido, por lo que para ello tenía que mostrar empeño y esperanza, no podía dejar de luchar en un momento a otro, era mi pasión, mi vida, sola creada para el combate, necesitaba asesinar, nací para ello, mi nombre debía llamarse Guerra, por lo que cuando terminamos, fué a enseñarme alguna de las cosas de nuestra especie, información antigüa, quería saber también sobre mis antepasados, para evitar equivocarme en lo que alguno de ellos, se equivocaban, necesitaba saber de donde procedía, las batallas ganadas, como llegamos a ser lo que realmente somos, necesitaba saber más y cada vez más, el me iba a enseñar todo lo que tenía a su disposición, tanto historia como en el combate, me quería totalmente preparado para asesinar a cualquier ser que se interpusiera en mi camino, el tenía esperanzas de que yo pudiera lograr tal cosa, tenía una chispa que encendía en mi interior, algo que decía que yo valía para batallar, tenía plena confianza en el, mi maestro, también amigo, que me guiaba por el camino de la vida en los que hay buenos y malos momentos, el siempre estaba ahí, apollandome en todo, sin cansancio, sin pausa, para llegar hasta la meta, la meta de mi vida.
Un día, una tribu extraña atacó nuestro campamento, en lo que murieron varios guerreros Yuuzhan Vong, a lo que desenrosqué mi anfibastón, y comenzó la lucha, de un golpe a otro, de un bocado fuerte, me propuse asesinar a todos, no dejar ni un aliento en pié enemigo, no podía aguantar mi ira, mi necesidad de combatir, todos ellos fueron derrotados por mi maestro y yo, los demás ni llegaron a percatarse, andabamos despiertos, ya cuando lo vieron, estaban todos muertos y sin sangre, derramada en el suelo y podrida por el veneno de nuestras armas, un día más, estoy aquí, asesinandoos cada día.
avatar
Skrymir.

Mensajes : 207
Fecha de inscripción : 30/07/2013
Edad : 19
Localización : Sevilla

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.